domingo, 30 de diciembre de 2012

Cazadores de Sombras: Los Orígenes 1, El Ángel Mecánico, de Cassandra Clare

SINOPSIS 
Tessa Gray está dispuesta a encontrar a su hermano, del que no recibe noticias desde hace tiempo. Para ello, se dirige a Londres, donde será raptada por las Hermanas Oscuras, miembros de una organización secreta llamada el Club Pandemonium, y rescatada por los Cazadores de Sombras. Tessa se sentirá atraída en seguida por Jem y Will, y deberá elegir quién de ellos ganará su corazón mientras los tres siguen en busca de su hermano y descubren que alguien trama acabar con ellos.
MI OPINIÓN (* * * * *)
Verdaderamente, la sinopsis no le hace justicia. Lo leí porque soy muy fan de la saga de Cazadores de Sombras, y tenía muy buenas críticas sobre este libro. Pero si yo, en el caso hipotético de haber sido una chica cualquiera que desconoce la existencia de esa emocionante saga y descubre este libro en una estantería de una biblioteca... lo cogería solo por el título.
Adoro como escribe esta autora. No se como lo hace, pero me encanta. Su es escritura ágil y directa, y me engancho  a sus libros con muchísima facilidad. Si no os habéis leído todavía nada de esta autora, hacedlo ya.
La trama del libro solo la puedes seguir SIN dificultad cuando te has leído la saga anterior, aunque no por ello deja de ser atrayente.
Yo por mi parte, estuve más atenta a la relación amorosa entre Will, Jem y Tessa, que de lo que ocurría. Es tan de ensueño... Will es de ensueño, Jem es de ensueño. Son dos chicos increíbles y totalmente opuestos, pero que están muy unidos el uno del otro. Jem es muy amable y sincero, mientras que Will frecuenta bares de mal gusto, se emborracha con frecuencia y es bastante egocéntrico. (En el siglo XIX, eso estaba muy mal visto). Son el yin y el yan. Yo no sería capaz de elegir entre los dos, y en el libro deja muy abierta la pregunta de ¿a quién escogerá Tessa? Una parte de mi desea que sea Will, es el malote, todas elegimos al más malo.
Ella es también un personaje interesante. Su poder de cambiar de forma sin ser una bruja es increíble. Que tipo de subterráneo es ella, es también una de las cuestiones que acompañan a toda la historia.
En un principio, Tessa viaja a Londres para averiguar sobre el paradero de su hermano, del que hace mucho que no tiene noticias. Pero cuando llega y la raptan descubre lo que es en realidad. Pero ¿cómo puede cambiar de forma sin ser una bruja? ¿cómo ha heredado ese poder si sus padres eran simples humanos?  Ella es muy fuerte y luchadora. Aunque por fuera se muestra capaz de soportarlo todo, por dentro sufre muchísimo.
Jessamine es un personaje que ya no me gusta tanto. Considera a todo el mundo inferior a ella, y odia por encima de todo ser Cazadora de Sombras. (Admito que aceptaría su puesto sin dudarlo). Sus padres eran ricos y le dejaron una gran suma de dinero que gasta para lo que más quiere y desea. Es una chica normal de esa época, y por lo tanto tiene las mismas ambiciones: casarse con un buen marido y tener hijos.
Nate, el hermano de Tessa, y es adicto al juego. Acumula deudas y deudas, y viaja a Londres para ganar dinero y pagarlas. Cumple el papel de cordero inocente durante todo el libro, me asombró muchísimo el final.
En conclusión:
Lo que más he disfrutado de este libro ha sido la historia de amor. Es lo que más me gusta de las novelas. Combinado todo con una trama interesante y un ambiente tan distinto como puede ser el de la época victoriana, lo vuelven... irresistible. Se lleva 5 estrellitas!!!

Podría haberlo evitado

¿Nunca os ha pasado de saber que algo está mal, y aun así, lo seguís haciendo? ¿Qué es aquello que nos impulsa ha seguir haciendo aquello? ¿Por qué?
En estos momentos, acabo de cometer la mayor estupidez de mi vida. Lo más gracioso es que antes de hacerlo, ya era consciente de lo que supondría. Pero un maldito sentimiento hizo que me olvidará de las consecuencias. Y ahora estoy en medio de una encrucijada de... problemas.
Yo me suelo llevar por la razón. Normalmente, antes de decidir algo valoro los pros y los contras. Pero hay veces en que me dejo llevar por el "corazón" en lugar de por la "cabeza". Casualmente, todas esas veces están seguidas de problemas. Y aun así, sigo cometiendo el mismo error.
Pero es que... decidir siempre con la cabeza acaba siendo aburrido. Hacerlo por lo que te dicten los sentimientos es más espontáneo y emocionante. Convierte el mundo en algo más romántico e inesperado. Por alguna razón que desconoco, esa vía solo me crea invonvenientes. Ya sea con mis seres queridos, con los estudios, con los amigos... No importa. En un lugar de mi mente hay una vocesita que siempre me recuerda lo que ocasionan las decisiones tomadas por los sentimientos, pero que se calla en los momentos que más la necesito. ¿Dónde estás cuando debo tomar una decisión importante? Es entonces cuando me nublo y elijo la dirección equivocada. Mira tu por donde acaban saliendo los tiros.
Yendo al centro de la cuestión, ya podéis adivinar cual fue la manera en que decidí seguir haciendo esa estupidez. Ahora me doy cuenta de que si me hubiese callado en ESE MOMENTO, solo en ese momento, podría haber evitado todo lo que esta por llegar.

19.AAD

sábado, 22 de diciembre de 2012

Decaída (Siempre Me Quedará, de Bebe)

Caigo de espaldas sobre el suelo. La lluvia moja mi cabello, mis hombros. Siento la ropa más pesada adhiriendose a mi piel. Cierro los ojos frente al cubierto cielo, que lleno de nubes me impide ver las estrellas.
Escuchó en la lejanía las olas del mar chocando contra las rocas, irrumpiendo en el perfecto repiqueteo de las gotas de lluvia. Pero aun así es como si todo estuviese en silencio. Al final, no me queda nada.
Aquel que un día estuvo se ha ido. Se marchó, huyó de mi presencia. Y yo lamento no seguir teniéndole cerca. Es como si me hubiese abierto un enorme agujero en el pecho, y ahora continua sangrando. Los bordes no habían tenido tiempo de saturar y mientras, un dolor de vacío me quemaba. El vacío en el lugar donde antes había estado mi corazón. Es el precio que debo pagar por haberse lo ofrecido.
Poco a poco me obligo a abrir los ojos. No voy a llorar, no puedo. Creo que no tengo lágrimas para hacerlo. El muro ya se ha alzado. Un muro, una coraza, que me protege de los estímulos del exterior. Impide la entrada de cualquier elemento externo... Había leído de él en libros, en novelas de amor y depresión,  nunca había pensado que existiese. Pero aquí estaba. Lo notaba, lo sentía, intentando cubrir el hueco existente en mi pecho. Iba subiendo, escalando cada centímetro, cada milímetro de mi cuerpo, obligándome a olvidar a aquel que me convirtió en su día en la mujer más afortunada, más feliz, más... viva.
Ahora todo se me hará ameno, todo caerá en la rutina. Me veo a mi misma caminando por una vida vacía, carente de sentido. Había caído en una espiral que acababa en un minúsculo mundo desierto, despoblado, donde me arrastraba con enervante y lastimera lentitud. Lo único que me mantenía en pie, sería saber que existió aquel maravilloso ser que cubrió de luz todo lo que ahora está sumido en la oscuridad. Que hubo un tiempo en que estuvo a mi lado.
Lo único que me atará a esta vida será lo que poco a poco se hará borroso y dudoso, como una ilusión.
Entre todo ese vacío, siempre me quedará el recuerdo.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Decepciones

La decepción se presenta de maneras diversas. Una de ellas es la material. Puede ser una noticia inesperada...aunque la mayoría de veces suele ser inesperado. Pues eso es lo que me ha ocurrido hoy....
La decepción es un sentimiento habitual en mi. Normalmente las cosas no me salen como deberían. Y eso puede ocasionar muchos contratiempos, que en mi caso son autocastigos. Destesto fracasar pues cuando lo hago, de una manera bastante humillante, no puedo evitar llorar. Las lágrimas caen solas. Y no puedo evitarlo. Imaginaos lo incómodo que resulta en clase. Cuando saco una mala nota, o alguien se burla de mi. Sí, es bastante ridículo. Pero el caso es que para evitar hacerlo, para evitar fracasar, doy todo de mi, hasta la última gota de mi esfuerzo. Lamentablemente, a veces ni eso es suficiente por lo que acabo frustando más y más... Y empiezo ha pensar que otra vez he vuelto ha hacer algo mal. Al final, acabo esforzándome múchisimo más. Llega un día en que...exploto. En que pongo todo lo que tengo y  sigo sin conseguir nada.
En otras ocasiones las decepciones llegan después de un largo periódo de logros. Es bastante enervante. Después de tanto tiempo logrando lo que te  proponías...
Durante toda la vida las decepciones estarán presentes. Suena bastante triste, pero no deja de ser cierto. En algún momento tienen que llegar los baches ¿No? Lo bueno es que con suerte no habrá muchos.

viernes, 30 de noviembre de 2012

La Verdad es que te Quiero (Little Johana, de Mcfly)

No voy a mentirte. La verdad, es que me he cansado de fingir. Y a pesar de que se que jamás verás esto, pues dudo de que siquiera conozcas este sitio, lo escribo. Lo escribo porque no me atrevo a decírtelo a la cara.
Empecemos por el principio: llevo mandándote indirectas desde... desde que el curso comenzó y desde que me empezaste a prestar algo más de atención. ¿Por qué crees que te sonrío cada vez que nuestras miradas se  cruzan, eh? ¿Por qué crees que me escabullo hasta tu pasillo entre clase y clase?
Las verdades chocan. Y mucho más aquellas que desde el principio ignorábamos. Pues esta verdad la ignoraba. No pretendía saber de donde venía esa obsesión oculta por devolverte todas tus sonrisas, de cruzar los dedos cada vez que abría el chat para desear que estuvieses conectado. Hasta que en una de mis noches de insomnio no me quedó más remedio que pensar. Que pensar en el porqué de ese irresistible impulso... y lamentablemente la verdad salió a la luz de la manera más inesperada. Por supuesto, no pude recuperar el sueño aquella noche. No después de eso.
¿Aún sigues dudando de lo que siento?
Nunca me he atrevido ha realizar un acto de tanto valor como es declararme. Ni antes ni ahora. Seguramente, en mi próxima noche de insomnio solo me quedará planear la situación, el momento en que me acerque a ti y te diga todo lo que estoy escribiendo ahora. Pero lo más probable es que la mañana siguiente me vuelva a echar atrás. Así que jamás llegarás a saberlo.
Y todo acabará como siempre. Aguantaré este sentimiento, arrastrándolo hasta que me de cuenta de que ya no lo siento . Aunque pasen semanas, meses para lograrlo. Todo porque no tengo el valor ni la valentía de hacerlo... Pero tampoco es culpa mía. Estoy completamente segura de que tu no sientes lo mismo que yo. ¿Qué por que?
Pues muy sencillo: no soy tu tipo. Parece una respuesta cutre, soy consciente de ello. Aun así es cierto. Te he visto con chicas totalmente distintas a mí. Sus forma de ser, sus físicos, sus maneras de ver el mundo eran distintas a las mías... ¿entiendes ahora mi opinión?
Lo más gracioso de esta situación es que escribo como si de verdad estuvieses aquí. Mis dedos se deslizan sobre las teclas con tal rapidez como si estuviese hablando contigo ahorma mismo, que no deja de ser, de alguna manera, cierto. Y este escrito parece no tener final.
Todo porque no encuentro las palabras para contarte todo lo que quiero confesarte.
Todo porque no tengo valor de decirte la verdad.
Y la verdad es que te quiero.


miércoles, 28 de noviembre de 2012

Éxodo, de Anissa B. Damon

Hola! Después de tanto tiempo, aquí os traigo un nuevo libro. Lamento el retraso, pero desde que comenzaron las clases se me han ido acumulando los trabajos... Pero vayamos al lío:

SINOPSIS:
Voy a darte los tres consejos que a mi no me dieron. Este es el primero: Olvida todo lo que te han contado: los vampiros no existen, los lobos son solo animales y los magos, las hadas y los duendes se encuentran encerrados en grandes tomos de hojas desgastadas.
Quiero mostrarte la otra cara del mundo. Un lugar donde el peligro se enmarca en perfectos rostros de porcelana perlada, el amor es como una bestia salvaje sedienta de sangre que acecha y te arranca el corazón mientras estás dormido y la felicidad… la felicidad es un delito que se paga muy caro.
MI OPINIÓN (***)
   Primero de todo: deciros que la sinopsis poco tiene que ver con el libro. Si yo no hubiese estado tan aburrida en la biblioteca, y no hubiese tenido un nombre y una portada tan atrayente, lo más probable es que ni siquiera le hubiese prestado atención. 
Sin embargo, decidí leerlo, y por ello, tiene esas tres estrellitas. 
Aparte de la cuestión estética, este libro está bastante bien. Recuerdo que cuando comencé a leerlo, me pareció todo bastante gris, tétrico... y no podía dejar de preguntarme cuando empezaría de una vez la historia de amor. No fue así hasta que llegué a la mitad del libro, así que tranquilizaos todas aquellas a las que le encanten las novelas románticas. Esta mezcla un poco de todo.
Pasemos a los acontecimientos. Cuando Lena pide a Christian que le mate, estuve a punto de dejar el libro. ¿Por qué voy a leerme una historia en la que la prota se suicida antes de empezar siquiera la segunda parte? Por suerte, a Christian no le iban los asesinatos en los que su víctima no sufriese ni un poquito, por la que dejó en manos de Lena el final de su decisión. 
Las historias de amor entre personas que jamás podrían estar juntas por moral social... están muy vistas. Y esta novela tiene un pellizco de Crepúsculo, por lo que había momentos que me se me hacia bastante ameno. 
Los personajes... Cristian Dubois: es malo. Pero no malo en plan... robo, amenazas con arma blanca.... no. Cuando digo malo, digo malo de verdad. A él le gusta torturar y ver sufrir porque es su única manera de sentir felicidad. Es un personaje complejo, pues a veces es muy difícil de entender.
Después están los De Cote. Lena vive con ellos, y me encantan. Lissange es mi favorita. Y Liam... su forma de hablar es bastante rara, como en el siglo XVI. Y a veces eso confunde. No sabes si usa el plural para referirse a todo un grupo de personas o solo a una.
Y Lena, la prota, es bastante fatalista. Siempre con ganas de acabar con todo... Me dan ganas de decirle: mira, tienes la oportunidad de vivir eternamente ¿y si la aprovechas y dejas los lamentos para otro momento? Por lo demás, es un personaje como el que más. A veces muy interesante, otras muy imprevisible. 
La trama es sobre todo original. No va de vampiros, ni lobos, ni hadas... pero sin embargo tiene muchos signos fantásticos. 
Conclusión: la recomiendo. Está bien, y no se lee muy rápido, por lo que no te lo acabas en un día. 

lunes, 5 de noviembre de 2012

Para Siempre

Sabes que adoro estar contigo.
Sabes que me derrito con tus besos.
Sabes que me congelan tus miradas.
Pero aun así, los dos sabemos que esto no va como debería.
Pasaré de las frases típicas, del "no es por ti, si no por mí". Porque sabes que es por ambos.
Siempre he pensado que serías tú el que daría el último paso. No se por qué, pero yo siempre me veía como la víctima. Sí, suena bastante egoísta. Pero era así.
Ahora me doy cuenta de lo mucho que me he equivocado. De la cantidad de errores que he cometido.
Pasaré de las explicaciones comunes. No te diré que necesito mi espacio, mi tiempo. Porque mi tiempo y mi espacio son contigo. Sí, lo admito.
Debes de estar pensando que me estoy volviendo loca. Que todo esto es una locura. Casi una paradoja. Estoy cortando contigo y a la vez declarándome. Simplemente, contradicciones. Porque así es como me siento: una contradicción.
Pasaré de los tópicos y no te diré que solo te quiero como amigo porque te estaría mintiendo.
E iré al grano.
Te quiero. Demasiado. Te amo. Con locura.
Pero te dije que esto acabaría torciéndose, acabaría cambiando.
Y te prometo que acabaremos volviendo. Porque tu me prometiste un para siempre.

domingo, 28 de octubre de 2012

Es Pura Cuestión Jerárgica... (The Only Exception, de Paramore)

La rareza de la gente se mide por su grado de originalidad. Cuanto menos normal sea una persona, más original es. La gente tiende a confundir los términos de original y raro, aunque prácticamente sean lo mismo. Mi definición sería, entre muchas, que esa cualidad no es algo malo, ni mucho menos perjudicial y que es más propia de las personas  que destacan entre las multitudes.
Ejemplo:
Toda persona que se precie ha visto películas sobre institutos estadounidenses, por lo tanto, sabe como es su jerarquía. Pongamos que en esa escala social, hay cuatro escalones. En el de más arriba, se encuentra aquel grupo de personas que según ellos creen, rigen lo "que se lleva". En la estadística el factor que más se repite (en este caso "lo que se lleva") se denomina moda, así que bien podríamos llamarles que son aquellas personas que imponen su opinión sobre los demás empezando una "moda". Cabe indicar que todo el mundo sabe de su vida privada amorosa.
En el segundo escalón están aquellas personas que no son tan "populares". Me explico: en el primer escalón no suele haber más de tres o cuatro personas. Parece increíble, pero si analizamos bien la situación, es así. Por lo tanto y por descarte, los demás "populares" que quedan son los amigos de aquellos tres o cuatro individuos. Todos ellos luchan por conseguir un puesto de más poder en una sub-escala social demasiado extensa para explicarla en estos momentos.
En el tercer escalón están los... empollones. Me incluyo. Para los habitantes del 1º y del 2º no son (somos) más que unos simples peones que usar cuando se acerca un examen, prueba o trabajo. Cruel ¿verdad?. Normalmente, buena parte de esta población tiende a seguir (en mayor o menor medida) la "moda" que imponen los "populares". Es en este escalón dónde la originalidad se hace ver. Normalmente la gente se encuentra en este nivel por el simple hecho de una carencia física o bien de personalidad. Pero NO SON  CARENCIAS. Al contrario. Son ellos mismos. Razón por la que Góticos, Emos, Punkies, Chic@s Pop, Hipies, Rockeros, HaveyMetal-eros,... se encuentran aquí. Por dar a relucir su verdadera personalidad sin importarles ni un pimiento la "moda" que los "populares" lleven. Razón de más para que los habitantes del 1º y del 2º escalón los rechacen.
Aunque hay un escalón bastante más rechazado todavía. Son los llamados "frikis". Lamentablemente, es un término demasiado urbano y coloquial como para saber como se escribe correctamente. La palabra empezó usándose para denominar a aquellas personas que eran distintas o bien, diferentes. Es decir: otro insulto para la originalidad. Estos miembros suelen ser los más rechazados. La mayoría o son tímidos o poco sociables, lo que no les permite del todo ser lo que realmente son o quieren ser.
Mi conclusión es, después de todo, que la originalidad la impone uno mismo, y la lleva uno y solo uno. No hay dos iguales. En ese caso, la originalidad dejaría de existir. Y que además, en cualquier instituto del mundo, se castiga con el severo castigo de la insociabilidad.

jueves, 25 de octubre de 2012

Déjà Vu,

Me choca la sensación de Déjà vu. Esto lo he vivido antes. Lo se. Lo presiento. Se que he estado en este mismo lugar, en el centro de esta enorme sala circular, con su miranda clavándose en mi. Su penetrante mirada.
Mis brazos descansaban a los lados, con los puños tan apretados que me clavaba las uñas. Mi respiración se entrecortaba, el corazón me latía desesperado, frenético. La adrenalina se disparó a niveles insospechados.
Sonrió, arrogante. Sabía que era lo que buscaba, sabía que quería de mí. Y estaba tan quieto... que tardaría en reaccionar. Si huía.. si corría hacia la puerta... Pero no, imposible. Era consciente que me atraparía si hacía cualquier ademán, cualquier atisbo de movimiento por muy pequeño que fuera. Estaba, literalmente, acorralada. A merced de las calamidades que iban a ocurrir.
Por alguna razón desconocida, esto seguía resultandome familiar. Esta misma habitación de columnas de mármol negro y baldosas desgastadas. El depredador de irresistibles ojos rojos y hermosas facciones. Seguían siéndome familiar.
En algún lugar recóndito de mis recuerdos olvidados, se escondían. Estaban allí, ocultos, intentando pasar desapercibidos entre los recuerdos felices. Entre recuerdos felices corrumpidos por un recuerdo malo. El mismo que no termina de emerger a la superficie en este momento.
Entonces, avanza hacia mí. Sus pasos son cortos, despreocupados. El temor me inmoviliza. No puedo reaccionar a nada. En menos tiempo de lo esperado, el espacio entre nosotros es casi nulo.
Y es en ese instante en que sus colmillos se acerca a mi garganta, se como va acabar esta historia que sin duda alguna, volverá a empezar una y otra vez.

lunes, 8 de octubre de 2012

Limites (Threshold, de Anna Waronker)

Definitivamente, no puedo más. Están todo el tiempo diciéndome que debo hacer, que tengo que hacer. Y ya me he cansado.
Algunas veces desearía que fuera más fácil tomar decisiones por mi misma. Que por un momento me dejaran hacerlo. Estaría bien probar eso de elegir mi parecer. Porque de eso va la vida, no? De que te permitan tener algo de libertad. Pero no, yo no tengo.
Cuando por fin logro encontrar un momento en el que puedo relajarme, pensar... ser solo yo, vuelven otra vez.
Y de verdad que no puedo.
Que lo intento.
Pero me es imposible ahora.
La gente tiene un límite. Los demás pueden elegir traspasarlo o no. Cuando lo hacen, ellos deben aferrarse a las consecuencias. Y estas son mis consecuencias.
Ya no es como cuando se es pequeño, en el que te acoges a tus padres esperando que te guíen por el camino adecuado. Ahora lo que esperas es que ellos te den espacio para hacerlo.Sin embargo, ahí siguen. Y no se apartan. ¿Cómo decirles que ya no quieres que estén todo el rato pendiente de tu? ¿Cómo decirles que ya eres lo suficientemente responsable para hacer cosas por ti misma?
No  lo entienden. Simplemente no lo hacen.
Y aquí estoy yo, con mis limites ya traspasados.
Habrá que atenerse a las consecuencias.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Monotonía, (Zapatillas, el Canto del Loco)

Somos lo que somos porque lo hemos decidido. Porque un día nos levantamos por la mañana cansados de lo de siempre, de las mismas paredes y los mismos colores. Porque al despertarnos hemos visto lo mismo que el día anterior, y el anterior. Porque ya no sentimos lo mismo al escuchar esa canción que nos volvía locos.
Y ahora queremos cambiarlo. Queremos poner el mundo patas arriba, al revés. Queremos transformarlo todo. Queremos levantarnos por la mañana sin tener que tirar el despertador al suelo y arrastrarnos hacia la rutina.
En resumidas cuentas: agotados de tanta monotonía.
Y agotados como estamos, lo hemos cambiando. Lo hemos transformado.
Nos levantamos por la mañana con una sensación desconocida, nueva y diferente, que nos hace sentir más vivos.
Buscamos y encontramos casi sin darnos cuenta una canción que nos hacía sentir incluso más alocados que la anterior.
Pusimos nuestra vida patas arriba, al revés, y ahora nos parece que la forma en la que antes vivíamos era demasiado aburrida.
Sin embargo, la monotonía siguió siendo monótona. Esa sensación de éxtasis
 que sentimos cuando algo evoluciona, se desvanece. Se pierde casi al segundo.
Desaparece entre lo viejo y lo nuevo, entre el sueño y la pesadilla, entre todos los opuestos.
Así que por mucho que intentamos hacerlo todo más increíble, más inverosímil, fallamos.
Y al poco tiempo, volvemos a despertarnos por las mañanas cansados de lo de siempre. Cansados de vivir lo mismo que el día anterior, y el anterior. Porque aquella canción que nos volvía locos, acabó resultándonos lisa y llanamente... normal.

jueves, 6 de septiembre de 2012

El Material el que están hechos los sueños, de Elizabeth Eulberg

Sinopsis:
Hay momentos en que casi puedes tocar tus sueños con las manos...
Es el último curso en el Instituto de Artes Creativas y Escé­nicas de Nueva York para el grupo de amigos de Emme. Después de tres años de duro trabajo y constantes audi­ciones, están a punto de alcanzar sus metas. Sophie con­fía en ser una aclamada cantante, Carter se está convir­tiendo en un actor de éxito y Ethan y Emme poseen un don especial para la composición.
Pero, a veces, el amor, la amistad y la ilusión avanzan por caminos divergentes, y es entonces cuando te toca ele­gir... ¿Serías capaz de abandonar a tu mejor amigo en el momento más importante de su carrera? Y, sobre todo, ¿arriesgarías su amistad por ganar su amor? 

«—Ethan —susurró, en voz tan queda que nadie salvo yo pudo oírla—, ¿alguna vez te he dicho lo que pensé la primera vez que te oí cantar? —no aguardó, como si ambos conociéramos la respuesta a esa pregunta—. Tuve la sensación de que oía tu voz por primera vez. De que la voz que surge cuando cantas es la verdadera».
OPINIÓN PERSONAL (****)
Este es el segundo libro de Elizabeth Eulberg, y si del primero me enamoré, a este le pediré matrimonio. No es porque sea mejor que el primero, aun sigo pensando que El Club de los Corazones Solitarios sigue mereciendo ese título. Es la historia lo que me han conmovido. He logrado enfadarme con Sophie tanto que he llegado a cerrar el libro y dejarlo para el día siguiente. Ha logrado emocionarme tanto que no se como no he llegado a saltar de alegría. Es la facilidad con la que me ha transmitido los sentimientos lo que le han echo ganar cuatro estrellitas (por si no os habéis dado cuenta, los * asteriscos al lado de opinión personal o del link de Descargar, es la nota. 1 en el caso de que haya sido espantoso, 5 en el que se merece grabarlo en oro).
Los personajes.... Me encanta Carter. Siempre me ha gustado actuar, aunque ahora no tengo tiempo para asistir a clases. Y él a pesar de no estar seguro de que es lo que quiere hacer en su vida, es un actor de prestigio. El típico tío alto y musculoso por el que suspiramos todas. Y Emme. Creo que he llegado a identificarme con ella en algunas ocasiones.
La trama me ha parecido muy real, sin nada de ficticio, al fin y al cabo son un grupo de cuatro adolescentes persiguiendo sus sueño.Además, el libro no está dividido en capítulos propiamente dichos, si no en desde el personaje que está hablando en ese momento, ya sea Carter, Emme, Ethan o Sophie.
  Me ha costado bastante encontrarlo en formato ebook. O salía muy caro o la traducción era pésima, así que he tenido que remover cielo y tierra para encontrarlo en papel, razón por la que no puedo poner esta vez el link de descarga. 

 

El Club de los Corazones Solitarios, de Elizabeth Eulberg

¿Puede haber decisión más difícil?
¿Puede existir solución tan desesperada?
Penny Lane Bloom ha decido renunciar a los chicos para lo que le queda de vida, o al menos, de curso. Con el corazón roto, y la música de los Beatles de fondo, ella creará el Club de los Corazones Solitarios, donde la regla número uno es: NADA DE CHICOS. Se acabaron las relaciones sin sentido, los ánimos por los suelos y los corazones rotos. En menos tiempo del esperado, El Club de los Corazones Solitarios de Penny Lane se habrá llenado de socias dispuestas a arriesgarse. Pero ¿quién habría esperado que esa decisión, al principio tan simple e inocente, acabaría en aquella inesperada situación? 


OPINIÓN PERSONAL (*****)
Este libro es para mí como una biblia personal, creo que con eso lo digo todo. Es el primer libro de Elizabeth Eulberg, y me ha encantado. Es una escritora que va al grano, directa. No se anda por las ramas. Para ser el primero que publica, ha sido un éxito rotundo. Aunque los personajes no están tan bien trabajados como me gustaría. Penny Lane, la protagonista, es feminista hasta el extremo. Pero no pone a la mujer en un pedestal, sino a la amistad. Su filosofía es no abandonar a sus amigas por muchos chicos que anden de por medio. Aunque llega a esa conclusión después de que le hayan roto el corazón muchas veces. Y después está Ryan. Me hubiera gustado que hablase un poco más sobre él. Cuando se enfadan entre ellos nunca me queda claro sus razones.
El Club en sí, en el que pertenecía a chicas que verdaderamente seguían la causa de renunciar a los chicos, me parece muy bonito. Me encantan las historias de la típica amistad entre X número de chicas que se pone en peligro y al final juran ser amigas por siempre. El final siempre se conoce, pero la historia es muy emotiva. 

Bueno, creo que no me queda mucho más que escribir, así que solo me queda por deciros que lo disfrutéis tanto como lo he hecho tanto. 
Descargar

domingo, 2 de septiembre de 2012

Aquel lugar, (Imagina, de Porta)

No aprendí a soñar para ahora tener que dejarlo. No aprendí a confundir la realidad con la ilusión para ahora volver al mundo que estaba ocultando. Así que cada vez que me mires a los ojos y pienses que estoy en otra parte, en otro sitio, quiero que lo sepas. Que sepas que sueño porque si no lo hago tengo que enfrentarme a esta realidad. Tengo que enfrentarme a un mundo donde se mide a una persona por ser guapo o feo. Rico  o pobre. Y eso me entristece.
Sueño por que se que al cerrar los ojos me encuentraré con un sitio nuevo, diferente. Con ríos que caen desde abajo y árboles que nacen por arriba. Con una linea del horizonte tan lejana que parece inalcanzable, y solo por parecer imposible deseas a intentarlo.
Sueño con unos ojos que me miren y no me intimiden al mirarlos. Con unos brazos que me abracen y donde sentirme segura. Con un día y una noche que no se acaben.
Ese es el sitio donde al cerrar los ojos me encuentro. Donde puedo ocultarme y quedarme allí horas enteras casi sin darme cuenta. Donde, al esconderme después de nuestras peleas, me siento verdaderamente segura, lejos, a salvo de un mundo donde las puertas no siempre me están abiertas.
Sin embargo, es distinto cada vez.
Es distinto porque cambia dependiendo de con cuanta dureza me mires, o con cuanta brusquedad me hables.
Así que cada vez que me gritas diciendome que soy muy soñadora, que pierdo el tiempo viviendo en una fantasía que no existe, quiero que lo tengas en cuenta.
Me guardo para mis adentros aquellas cosas maravillosas que cada día me muestran. A veces, las plasmo en papel y escribo y escribo sin descanso, tejiendo una historia que quizás algún día llegue a la luz. Creando personajes, historias, sentimientos. Intento describir todas las cosas increibles, todas los pasajes asombrosos, pero es difícil.
Al fin y al cabo, es muy complicado mostrar lo que no existe, ¿no crees?

sábado, 25 de agosto de 2012

Para tí, aunque jamás lo leas (Adele, Hiding My Heart)

Los principios son difíciles. No siempre se me da bien comenzar una carta, y esta es la más difícil de todas. Te quiero. ¿Te lo han dicho alguna vez? Hubo alguien que me lo dijo, que me lo susurró al oído una noche. Aquella fue la más feliz de mi vida. Hay una bonita canción que dice "But like everything I've ever known / You'll disappear someday" (pero como todo lo que he conocido, desaparecerás algún día). Lamentablemente, es canción, esa frase, cuenta el final de aquella noche. He soñado con que vuelva a repetirse desde entonces. Sin embargo, poco a poco voy perdiendo la esperanza. Al fin y al cabo, tu siempre has estado acompañando aquel sueño, y como tú, es inalcanzable.
¿Te han dicho alguna vez que se siente cuando oyes la voz de la persona que más te importa diciendo tu nombre? Es como si el tiempo se parase y volviese en ese mismo instante. Un frenesí de violentos aleteos en el estómago. Un segundo donde todo cae y rebota para volver a colocarse en el mismo sitio.
¿Has soñado alguna vez con un beso? ¿Con el simple roce de sus dedos? Es como si aquel mismo toque provocase una descarga eléctrica interminable, que hace que el corazón lata más y más rápido. A veces, es un pequeño cosquilleo. Otras, un potente rayo que atraviesa tu piel.
¿Nunca te has sentido con ganas de volar, de tocar el cielo con las manos? ¿De acercarse tanto al sol que las alas empiecen a fundirse? Esa sensación de libertad, de euforia, de felicidad, que tienes después de que te diga lo bien que te queda esa camiseta. O de que te sonría, así, sin más. De que te mire y aguante la mirada.
Esta es una carta que escribo y no creo que recibas. Seguramente, acabará en el cajón junto a todas ellas que jamás me atreví a entregar. Sin embargo, hay una pregunta que deseo hacerte hace mucho tiempo. Se que no podrás contestarla pues nunca llegarás a leerla.
¿Has sentido todo eso alguna vez? ¿Has notado aquel cosquilleo en el estómago cuando pronunciaba tu nombre? ¿Has soñado con su beso? ¿Te has sentido tan feliz que te abruma aquella sensación de libertad? ....
...¿Te han dicho que te quieren?...
...¿Has dicho a alguien que le amas?...
Se que a mi no me lo dirás. Se que decirtelo a ti sería lo mismo que acabar con las pocas oportunidades que tengo de estar contigo.
Como aquella canción dice: "But like everything I've ever known / You'll disappear someday/ So I'll spend my whole life hiding my heart away/
Como todo lo que he conocido/ desaparecerás algún día/ Así que voy a pasar toda mi vida ocultando lejos mi corazón/
 

viernes, 10 de agosto de 2012

Soñar con Ella, part 4 (Adele, One and Only)

El tren cerró las puertas con un fuerte chirrido. Me senté en aquel asiento que hay debajo de la ventana que da al exterior y abrí el libro que guardaba bajo el brazo. Sus tapas estaban gastadas, dobladas, de las veces que las había abierto y cerrado. Desdoblé la esquina de la hoja en la que me había quedado leyendo y rocé con los dedos la hoja amarillenta, en la que había una pequeña gota de café bastante antigua, hecha probablemente hace años mientras lo leía en el desayuno. Mi pelo, atado en una larga trenza, caía sobre mi hombro. Mis ojos se movían con rapidez sobre las líneas que tantas veces había leído. El que sostenía entre las manos era para mí esa clase de libro que puedes leer todos los años y no cansarte. Era algo así como mi biblia personal. Me perdía entre sus románticos párrafos y dramáticas líneas. Entre peleas, miradas clandestinas, besos robados, canciones y baladas de balcón. Y aún así, después de tenerlo desde hace años, lloraba en las mismas partes, reía con las mismas ocurrencias, y me emocionaba con las mismas escenas. Era un libro, según me gustaba pensar, sin final.
Pero, a pesar de todo, no podía concentrarme. No podía dejar de recordar el baile de la noche anterior y de como me fui pocas horas después, antes incluso de la media noche. Mis fantasías sobre interactuar con chicos habían caído en picado, volviendo otra vez con mis amigas después de que aquella chica se lo hubiese llevado a la pista de baile. Parecía que se acercaría a hablarme, pero mi imaginación volvió a jugarme una mala pasada. Miré hacia la ventana, viendo la ciudad y los enormes edificios pasar. Tendría que haberme quedado en casa, con el pijama rosa que siempre utilizo cuando estoy de bajón y este mismo libro. Al menos ahora que empieza el verano puedo estar más tranquila. Le echaré de menos, quizás. Me quedan por delante viajes en el metro de una punta a otra en la ciudad. Tardes en el museo donde poder pintar copias de aquellos cuadros que siempre quise igualar. Mañanas en el muelle escribiendo hasta que me sacie. Noches con las chicas, viendo películas de historias de amor y tomando bebidas en aquel bar de la costa. Vuelvo la vista al libro, convencida de que quizás logre olvidarme de él durante el verano. Serán dos meses para alejar cualquier sentimiento y volver como antes, cuando no tenía ese terrible impulso de buscarle con la mirada. Las probabilidades de verle son bajas. No hay razón por lo que no pueda hacerlo, aunque... ¿de verdad quiero olvidarle? Sí. Es lo único que puedo hacer. Lanzó un largo suspiro al vacío vagón y agradezco estar sola. Definitivamente, Lorrie tiene razón: he nacido para ser una solitaria.

viernes, 27 de julio de 2012

No es más que un sentimiento (Falling in Love, MCFLY)

Este es un sentimiento que te arrastra. Te lleva con él hasta la deriva. Es como cuando te ahogas en el mar... luchas por subir a la superficie, mueves las piernas y los brazos intentando luchar contra las olas y la corriente. El agua y la sal queman en tu garganta, el aire acumulado se hace inservible, pierdes oxígeno. Y lo intentas. Luchas por seguir atado a ese hilo que es la vida, tan fino e invisible, que sientes como se rompe poco a poco. Y al final, cuando tus miembros yacen cansados cada vez más lejos de la superficie, y sientes fuego ardiente en la garganta, te dejas llevar. Dejas de intentar resistirte a él. Y simplemente estas a la deriva, oscureciéndote poco a poco, perdiendo el conocimiento. La luz se apacigua, y finalmente se apaga por completo.
Este es un sentimiento que te hace renacer y morir tantas veces que te agota. Te quita las fuerzas tan lentamente que casi no lo notas. Es como cuando desentierras algo valioso del suelo, lo haces con cuidado, capa por capa de tierra, para que no se dañe. Solo que esto si lo hace. Pierdes fuerzas, cada latido rápido e incesante se vuelve lentamente más pesado. Finalmente, se para. Deja de sentir cualquier sensación y se vuelve oscuro, vacío, etéreo.
Este es un sentimiento hermoso y enfermizo al mismo tiempo. Como una rosa con afiladas espinas.
Es un sentimiento con el que se sueña. Se escriben hermosas historias. Se anhela cuando no se tiene.
Es un sentimiento por el que se llora. Nos desilusiona, nos hace perder esperanzas. Nos hace sentir tristeza, dolor y hasta rabia.
¿Cómo puede existir algo tan contradictorio? ¿Algo tan caótico, tan desordenado, en un mundo donde todo es tan terriblemente ordenado?
Si, sin duda, debe de ser una ilusión, un espejismo. Porque si de algo estoy segura, este sentimiento que es sueño y pesadilla a la vez, nunca lo he sentido con tanta intensidad. Nunca he amado, nunca he querido como lo estoy haciendo en este momento. Esto no puede estar sucediendo... sentir algo de tal magnitud, que va en tantas direcciones... Dime tú, mi amor, si esto es verdad. Si eso que dicen, aquello de que el amor no es más que un sentimiento, es totalmente cierto.

jueves, 26 de julio de 2012

La Novena Noche, de Lesley Livingston

MI RESEÑA.
Kelly va a cumplir su sueño: actuará como Titania en Sueño de una Noche de Verano. Se ha ido a vivir a la gran ciudad con la esperanza de convertirse en actriz y lo ha conseguido. Sin embargo, el Samhain se acerca y esa noche las puertas que separan el mundo mágico con el nuestro se abren. Miles y miles de criaturas del mal saldrán en bandada dispuestos a sembrar el terror por todo Central Park. Los Guardianes Janos están dispuestos a impedirlo, aunque este Samhain es distinto: la puerta estará abierta nueve noches antes. Y Kelly, que descubre que sus raíces no son tan claras como pensaba, está en peligro. Pero Sonny Flannery, el más joven de los Guardianes, no estará dispuesto a permitirlo.
OPINIÓN PERSONAL
Bueno, ahí está la reseña del primer libro. Es un libro un tanto extraño, dado a que es como si estuviera... como decirlo... flotando en el aire. Vale, una comparación rara, pero me refiero a que, o bien la traducción lo deja así, o bien la autora no escribe con una base bien firme. Es otra historia de amor casi imposible entre un chico y una chica de mundos totalmente distintos. El tema hadas y duendes están algo pulidos últimamente, pero se ha creado una realidad totalmente mestiza. Creo que eso bueno, ya que mezcla el mundo de hadas creado por Shakespeare en Sueño de una Noche de Verano, (intentaré leerme esa historia próximamente, la original, por supuesto, para poder hacer buenas comparaciones), con la idea y las leyendas "urbanas" que hay sobre el mundo de las hadas y los duendes. 
El personaje de Kelly, la prota, está muy bien creado. Incluso me impresioné cuando me di cuenta de que ella era hija de reyes. A pesar de que me da la impresión de que la base es bastante dudable, me a gustado. Sonny también es un personaje que me ha llamado la atención, aunque mi favorito es Bob. Ya os enteraréis de que va la cosa. 
Los siguientes dos libros son muchísimo mejores, es como si fuera subiendo poco a poco en cada uno. El segundo te engancha y el tercero simplemente no puedes dejarlo. Sencillamente, pasan cosas que son imposibles de creer o de imaginar.

domingo, 22 de julio de 2012

ALAS, de Aprilynne Pike

MI RESEÑA
¿Qué ocurriría si un día te despiertas, y descubres un pequeño bulto creciendo en tu espalda? ¿Qué pensarías si ese bulto creciera poco a poco, haciéndose cada vez más grande? ¿Cómo reaccionarías si semanas después, ese bulto se convirtiera en... alas? 

Laurel se ha mudado de un pueblo muy pequeño a uno solamente pequeño. Ha pasado de vivir en una gran y antigua casa a una bastante más estrecha. Ha dejado de estudiar en casa para hacerlo en un instituto normal. Pero es eso lo que más le molesta. Todo empieza a ser una pesadilla para ella, aunque no ha echo más que empezar: alas con forma de flor comienzan a crecerle, pequeños descubrimientos que le harán ver lo diferente que resultaba ser, y el amor entre dos chicos. Tamani y David. Se debate entre el amor desenfrenado de uno de su misma especie, y el irreal deseo por un humano...


OPINIÓN PERSONAL (sin spoilers) ***
  Solo una palabra: impresionante. He revolucionado la idea preconcebida que nos han dado las leyendas sobre las hadas para convertirlo en algo mucho más emocionante. Adiós a hermosas criaturas de alas transparentes y etéreas. El argumento y la idea está muy bien. Me encanta que en los libros haya triángulos amorosos. En este caso es entre Tamani y David. Este último es el chico perfecto, inteligente, guapo, educado... y lo siento: no me gusta. En mi opinión, yo nunca me enamoraría de un chico así. En el amor debe existir caos y desiquilibrio para mantenerlo firme. Un amor que sea liso y llanamente perfecto es demasiado ¿irreal?. Demasiado inexistente y monótono.
Es Tamani mi preferido. Apasionado en todas sus formas, siente todo con mucha intensidad. Sus cambios de humor son imposibles de seguir. Tanto en un momento está triste y al instante vuelve a ser provocador.
La historia en si es fácil de leer, aunque va muy rápido, y carece de descripciones. Hay las justas y necesarias, pero yo habría añadido alguna que otra más, como por ejemplo aquel tramo del bosque donde Laurel conoce a Tamani. O su pequeño jardín.

<<Es lo justo”, replicó Laurel. “Te he hecho pasar por mucho" 
“Sabía en lo que me metía desde el principio”. Se encogió de hombros. “Bueno, creo que no sabía todo pero sabía que eras diferente. Desde la primera vez que te vi, supe que había algo... algo especial acerca de ti”. Sonrió. “Y tenía razón”. “¿Especial?” Laurel lo mofó. “¿Así lo llamas?” “Sí”, insistió David. “Así lo llamo”. Se tomó un momento y se estiró para tomar su mano, dándola vuelta y cubriéndola con sus dos manos. La miró en silencio un momento, luego levantó su mano hacia la mejilla de Laurel y la acercó un poco. Ella no se resistió cuando sus labios rozaron los suyos, suaves como el beso del viento pasajero. Se alejó y la miró. Ella no habló; no se acercó. Si él iba a terminar metiéndose en todo lo que su vida se había convertido, tenía que ser su elección>>


viernes, 20 de julio de 2012

Soñar con Ella, part. 3 (That's the Truth, MCFLY)

La música del gimnasio pareció silenciarse por un momento. El corazón me latía desbocado. No creía que fuese posible que eso me ocurriese. Le guiñé un ojo, disfrutando de cada segundo en que ella me hubiese mirado. Y entonces giró la cabeza, poniéndose colorada. Nunca había disfrutado tanto de un baile de fin de curso. La balada que antes sonaba terminó con unas lentas y casi silenciosas notas. No dudé ni un segundo más en ir hasta ella. No importa que solo le digiera "hola", o que hablemos todo lo que dure el baile de fin de curso. Necesitaba oír su voz esta noche. -¡Gabe!
No. Ahora no. Me giro en la dirección de donde escucho mi nombre. Gina. ¿Quién si no? Debí haber venido solo, sin pareja. Se que estoy perdiendo una oportunidad de oro. Se que no podré volver a hablar con ella si no es ahora.
-¿Sí?
-¿Qué has estado haciendo? Me has dejado totalmente sola y no he podido bailar el lento con nadie... ¿Qué chica con pareja no baila un baile lento?
-Mira, Gina, ahora no puedo, ¿vale? Iba a...
-No importa, me debes un baile. ¡Vamos!
Y me arrastró a la pista de baile. No. No, ahora no, Gina. Puedes venir a darme la lata cuando quieras, pero no ahora. No en este momento. Giro la cabeza en su dirección, hacia la pared donde estaba apoyada. Pero veo como se aleja andando. Cada paso hace que su vestido forme pequeñas olas de tul. Su pelo se mantiene detrás de su oreja, dejando que un mechón dorado caiga sobre su mejilla. No. Se va y yo no he hablado con ella.
Gina me pasa los brazos alrededor del cuello y se pega más a mí. Es guapa, si, pero de una belleza convencional. No tenía ni punto de comparación con ella.
Debí haber venido solo, sin pareja. A este paso, no quedará ninguna que me satisfaga. O al menos, si la comparo con ella.

jueves, 19 de julio de 2012

DELIRIUM, de Lauren Oliver

Mi RESEÑA
Intenta imaginarte un mundo donde el amor es una enfermedad mortífera. Que en él existiera una operación que evitara que lo sientas. Imagínate un lugar donde los que aman son castigados. Donde los que se atreven a sentirlo son monstruos y reciben el nombre de inválidos.
Intenta ver una verja, larga y inmensa, que separa aquellos dos mundos que están a favor y en contra de un sentimiento.
A una chica normal, que ha vivido en ese mundo donde no existen las penas del corazón. Que ha vivido rodeada de esa extraña realidad.
A un chico que logrará cambiar su borrosa visión del mundo.
Intenta hacerlo. Solo por un momento. Porque hasta que yo no me leí este libro, no fui capaz de hacerlo



OPINIÓN PERSONAL (aviso spoilers) * * * * *

Este libro es, como la mayoría de los de Lauren Oliver,  un libro emocionante. Tiene un final propio de esta autora: inesperado, imposible y totalmente desesperante. Nadie, absolutamente nadie, es capaz de saber como acabará una historia tan arrebatadora como este. 
La idea de Delirium, que es la enfermedad en el que esta basado el argumento de la historia, me ha resultado muy extraña y original a la vez. ¿Qué pasaría si aquellos científicos que descubrieron que amar era una enfermedad mortífera, tuvieran razón? ¿Es posible que un sentimiento tan hermoso como ese pueda de verdad hacer semejante daño? En mi opinión, muchas de las medidas y prohibiciones eran excesivas, pero eso le daba al lector grandes razones para pensar que ese supuesto mundo utópico no era para nada deseable. 
Los personajes me han resultado ¿profundos? En realidad no hay muchos adjetivos para describirlo. Ya lo se, parece que no hago más que echar rosas a este libro. Pero me defiendo: en este caso vale la pena darle unas cinco estrellas. Hay romance entre Alex y Lena. Los dos lo sienten desde lo más hondo de su corazón. De una forma más tímida en Lena después de haber vivido tanto tiempo en un mundo donde amar era algo terrible. En parte la comprendo. Es muy difícil abandonar costumbres de siempre. Y mucho más con algo que te han enseñado desde pequeña y castigado por incumplirlo. Así que en el momento en que Alex se lanza y le dice que le quiere, Lena huye despavorida, asustada no solo por haber conocido un inválido, si no también por sentir algo por él. 
Este es, en definitiva, un libro que junta de todo un poco: romance, algo de acción, ficción futurista y drama.


lunes, 16 de julio de 2012

La Voz (Voces en mi interios, PORTA)

La caja de cerillas jugaba entre mis manos, constante. Ante mí, una pequeña habitación que conocía demasiado bien. Tras aquella puerta se escondían un montón de malos recuerdos.
<<Y sentimientos oscuros, también>>,- escucho decir aquella voz en mi cabeza.- <<Hay quien dice que quien ríe el último ríe mejor>>.
 Sí estoy totalmente de acuerdo. Solo hay una manera de que ellos paguen por todo lo que me hicieron, y está dentro de la caja de cerillas. 
<<Es muy fácil>>, me susurra la voz. <<Solo tienes que abrirla. Y entonces las deudas estarán pagadas. TODAS>>
Acaricio con las yemas de mis dedos la pequeña caja de cartón. Demasiado tentador. Demasiado fácil. 
<<Pero situaciones desesperadas necesitan soluciones desesperadas. Ellos se lo han buscado. Has aguantado demasiado>>
... Aunque ¿y después? ¿y los contras? Esto no debe acabar así. A pesar de todo, no se lo merecen. No quiero seguir escuchándole. Debe de haber otras formas de acabar con esto. No debe terminar así. Ellos...  
<<Ellos sí se lo merecen. ¿Acaso has olvidado ya como te trataban? ¿Tan rápido han desaparecido las veces en que has vuelto a casa con un ojo morado?>>
 No. No lo he olvidado. Siguen aquí. Tiene razón. No puedo dejarlo escapar. Las cerillas queman en mi mano, anhelando ser deslizadas por el borde de la caja y arder en una pequeña llama.
<<Hazlo. Te lo están pidiendo a gritos>> 
-Callate -le respondo, con un escalofrío recorriendo mi espalda
<<Hazlo. Ya. Ahora.>>
-CALLATE. -No podré hacerlo. Ojalá aquella voz se funda. No la aguanto, no la soporto. Ha estado todo este tiempo a mi lado, pero esto ha ido demasiado lejos
<<Solo me callaré si lo haces, si enciendes esa cerilla y abres la puerta. Es fácil. Todo son recompensas ¿no?>>
Ya no lo aguanto más. Si esa es la solución, si así es la única manera de que esto acabe... Agarré la cerilla. Escucho el sonido que hace al deslizarse sobre los costados de la caja. Huelo el humo que desprende su llama a la par que el pomo de la puerta gira.
Después de aquello: gritos. Y fuego. Sobre todo fuego.


jueves, 12 de julio de 2012

Soñar con ella part.2 (Lo que no ves, POL 3.14)

Entré en el gimnasio deseando que nadie me vea. Al menos, no vestida así. Mi hermana me había obligado a venir después de estar dos horas hablando sobre los bonitos recuerdos que tendría. Así que por eso, ahora estoy cruzando la sala ataviada con aquel vestido azul que me regalaron por mi cumpleaños. No me gustaba. Me sentía incómoda con tanta purpurina en los ojos y con el pelo suelto. Yo no soy así. Lo peor de todo: sentía que un montón de ojos se clavaban a mi espalda. Odio esa sensación de que todo el mundo me mire. ¿Tan difícil es pasar desapercibida aquí? Lo sabía, es el vestido. O los tacones, quizás. Demasiado altos y ostentosos... A lo lejos, veo a Diana bailando con su pareja una canción lenta. Que afortunada es ella. Es una chica muy bonita, con la nariz pequeña y los ojos azules. Y es alta y bien formada. Atrae las miradas de cualquiera incluso sin llevar escote. Todos la miran a ella cuando salimos juntas. Y ahora bailaba con el chico de sus sueños. Ojalá me ocurriera a mí lo mismo. La cantidad de historias que tengo escritas sobre aquel momento en el que un chico se olvide por un segundo de como soy y me quiera de verdad no se cuentan con los dedos. Pero ¿en serio puedo esperar a que pase? Me apoyo contra la pared, esperando a que termine la balada para ir a hablar con Diana. La gente baila en la pista de baile. Parejas que se aman o que simplemente lo hacen por que no hay nada más que hacer.  Miró mis manos y levanto la mirada. Me muerdo el labio al ver que hay un chico mirándome. No, un chico no. Es el chico. El mismo con el que me cruzo con lo pasillos y pasa siempre a mi lado. Ya no se si lo hace a posta o es que no se da cuenta. Es el mismo que me ayuda a recoger los libros cuando se me han caído al suelo. El mismo al que no puedo dejar de mirar en clase.
Me guiña el ojo y yo sonrío, sonrojándome, al apartar la vista. Dios, que vergüenza... No, el no tiene ni idea de las veces que tengo que controlarme para no desear pasar por su lado en la cola de la Cafetería. Ni la cantidad de veces en que, escribiendo aquellos pequeños relatos románticos, he pensado en él. Para él seguro que no soy más que otra chica, nada más. Pero eso es por culpa de mis ojos pequeños y de mi baja estatura. ¿De verdad he llegado a pensar que tenía alguna posibilidad? Ni siquiera se su nombre... A lo mejor, solo a lo mejor, sería buena idea volver a encerrarme en mí misma y olvidarme de aquel chico, que apoyado en mesa de las bebidas, me sigue mirando.

martes, 10 de julio de 2012

Cuando me di cuenta de todo (Nowhere left to run, MCFLY))

Después de todo este tiempo, me decido a cerrar los ojos. Después de haber visto pena, desesperanzas y sueños rotos. Después de todo eso, ya no creo que quiera seguir viendo más. Yes en ese instante en que mis ojos se cierran y me rodeo de oscuridad. Es en ese instante en que mis párpados se juntan y quedan ocultas mis pupilas tras ellos. Solo entonces lo veo todo claro. Ya se como empezó todo. Ya se cual fue la primera ficha que cayó y empujó a todas las demás. Mis puños se cierran con fuerza, sedientos de venganza. Nunca había reaccionado así, nunca me imaginé que desearía hacerle daño a una persona. De la misma manera en que nunca imaginé que ocurriría todo esto. Sí, ahora es cuando pienso que debería haber aceptado las armas que me ofrecían. Ahora es cuando le veo sentido a todas estas guerras, peleas, soldados y muertes. Escucho a mi alrededor, aun con los ojos cerrados. Los llantos de un niño. Disparos que no cesan. Mujeres gritando. Cristales que se rompen. Y chillidos. Sobre todo chillidos desgarradores. Algo crece en mi interior. Algo que me come por dentro y  hace que mi furia sea cada vez mayor. Poco a poco desaparece la persona que minutos antes era. No sirve de nada ocultarnos si ellos van a perseguirnos hasta que no quedemos ninguno en pie. Hay que actuar. Hace tiempo que debí haberlo hecho.
Y abro los ojos, dispuesto a acabar con cualquiera que me amenace. Que nos amenace.

El ángel (Ashes to Ashes, IBEN II)

El joven deslizaba sus dedos sobre las teclas del piano. En su cabeza solo retumbaba el recuerdo de aquella chica a la que un día amaba. Sus alas negras de ángel caían tristes tras su espalda, mientras una lágrima amenazaba por deslizarse por sus mejillas. La música de aquel piano, las notas dulces que emanaban de el, eran su única vía de escape, e impedía que se sumiera aun más en aquel mundo oscuro donde en ese momento se encontraba. Su recuerdo, siempre presente aunque cada vez más borroso, le perseguía. No podía si quiera cerrar los ojos sin que su imagen se le apareciera en su mente. El sonido de su voz inspiraba todas sus canciones, inundadas de melancolía. Su inmortalidad se había convertido en un castigo para él. Y ahora, aquel ángel de negras alas y oscuros cabellos dorados, se ocultaba tras las paredes y vitrinas de la vieja catedral. Los ventanales llenos de polvo inundaban con tétrica luz la estancia. Sí, él sabía que aquella joven mortal a la que le había dado su corazón se había ido. Pero volvería. Renacería de sus cenizas una y otra vez, como hacían todos los humanos.No iba a arriesgarse a perderla por segunda vez. Esta vez, intentaría con todas sus fuerzas mantenerla viva. Y haría lo que fuese para conseguirlo.

lunes, 9 de julio de 2012

La noticia (Down goes another one, MCFLY)

Palabras salieron de sus labios. Y no pude escuchar más. Todo perdió sentido. Creí que el suelo desaparecía bajo mis pies y caía. Caía y caía. Hasta un fondo oscuro y tan lejano que era imposible de ver. No era decepción. No era fracaso. Era otro sentimiento muy distinto el que me recorría las venas, alimentando toda célula de mi cuerpo con cada latido. Era confusión. Era indecisión por como se supone que debía reaccionar. Esa, aquella noticia que me acababan de dar, no debería haberme sorprendido tanto, pero lo hizo. Mi mente estaba demasiado ocupada con una tormenta de pensamientos e ideas sin sentido. Ese fue uno de esos momentos en los que salta la chispa. Aquella pequeña descarga eléctrica capaz de hacer que te des cuenta. Detalles que antes pasaron inadvertidos ahora salían a relucir. Las piezas del puzzle encajaban de repente, poco a poco. Y mi mundo se desmorono cayendo a las llamas del mismo infierno. Sed de venganza quemaban en mi garganta. Odio de incalculables dimensiones llenó mi corazón teñiendolo de negro tinta. Mis puños se apretaron con rabia. Mis ojos se cerraron con fuerza y un instinto animal se apoderaba de mí.
Si, me vengaría de aquello. Pero no hoy, ni mañana.
Pagará por lo que me ha hecho lento, muy lentamente, tanto que le dolerá hasta lo más hondo de sus entrañas. 
Y yo estaré allí para verlo. 

sábado, 7 de julio de 2012

Soñar con ella (What makes you beautiful, ONE DIRECTION)

Ella entró en el gimnasio, vestida con un vestido que parecía salido de un cuento. Tan ligero que con cada soplo de viento se movía. Tan azul que daba la impresión de ser parte del mismo cielo. Parecía hecho por y para ella. Y a mí, en ese momento, se me antojó un ángel. Iba sola, moviéndose silenciosamente e intentando pasar inadvertida. Pero aquello era imposible. A cada paso que daba, más gente se giraba para verla. Su larga cabellera dorada, caía en hondas tras su espalda, moviéndose cuando caminaba. Ella no tenía ni idea. Era tan bella, que se te hacía inalcanzable. Era imposible apartar la mirada de sus ojos verdes cuando hablabas con ella, ni cuando, avergonzada de que la estuvieran mirando, sus mejillas pálidas adquirían un tono rosado. Tan dulce e inocente. Tan hermosa y provocadora, aunque esto último lo hacía casi sin darse cuenta. Todo en ella era encantador. ¡Las veces que ha intentado ocultarse a si misma sin motivo! Pero aquí estaba, en el baile de fin de curso, después de prometer una y otra vez que no vendría. Antes de eso, ya tenía a varios chicos en la cola, esperando a que se decida a ir o no. Y decidió venir sola. No tiene ni idea. Hace tanto tiempo, (desde que la vi en los pasillos por primera vez, el primer día de curso, ocultándose entre la gente) que estoy intentado que ella se fije en mí. Que por un momento deje de ser tan tímida para que mire a su alrededor sin recelo y entonces me vea. Vea que la estoy mirando, que deseo hablar con ella. Que ella se acerque, que cada paso se me haga más y más lento. Y que cuando por fin llegue, me sonría. Cada vez que la veo sonreír, es como si cayera hasta lo más profundo de la tierra. Ojalá, solo por un segundo. Llevo tiempo observándola, desde lejos, sin atreverme a hacerla sentir incómoda acercándome a su lado. Cuando estoy con mis amigos, sentados a la hora de la comida, y la miro de reojo, sentada con sus amigas en aquella mesa del fondo. Riéndose, hablando de cosas insustanciales. Como desearía estar al lado de ella en ese momento. Como desearía que sepa lo que yo siento por ella.  Y ahora esta aquí tan a mi alcance... quizás, por un momento si pudiera cumplirlo. Quizás pudiera pedirle que baile conmigo una canción. Con una sola sería bastante. A lo mejor... al fin y al cabo, allí está, sola, apoyada contra la pared, echándose el pelo detrás de la oreja, viendo a los demás bailar. Quizás, solo quizás... Aunque quizás debería empezar a dejar de soñar con cosas imposibles. O lo que es lo mismo, dejar de soñar con ella.

martes, 26 de junio de 2012

y ahora... ¿qué? (Ignorance, PARAMORE)

Enfado. Furia. Me siento engañada, me siento hundida. Siento que como siga despierta por más tiempo, las lágrimas, resultado de mi fracaso, resbalaran sin remedio. Pero ya lo han hecho, ya lo están haciendo. Llevo nueve meses esforzándome al máximo para saber que tengo un posible futuro. No puede ser. No debe ser. No debería ser verdad, que ahora todas mis expectativas, todos mis sueños caigan como fichas de domino, uno tras otro. ¿De qué me vale sabiendo que no tendré el consuelo de poder escapar, tarde o temprano, de este lugar? Mi sueño había estado a mi alcance, tan cerca que casi podía tocarlo, rozarlo con las puntas de mis dedos. Pero ahora... yo solo lo hacía porque sabía que solo así tenía la posibilidad, la mínima posibilidad, de poder huir algún día y tener las puertas abiertas. Sí, sigo siendo joven todavía, me quedan muchos cursos por delante, pero todos cuentan. Yo no lo hacía porque me gustara, nunca fue así. Ya no importan las horas que estuve pegada a aquellos horribles libros de texto. Están tirados, esparcidos por el suelo todos los esfuerzos. Las veces que dije que no a una salida con mis amigas por un examen, las veces que tuve que llevar a la playa los apuntes... Sí, son lágrimas de frustración las que ahora caen deliberadamente por mis mejillas. De frustración por sentir que he fracasado. Para mí y para ellos. Que después de todos mis intentos, de haberme levantado una y otra vez, me miren con ojos de descontento. ¿De verdad piensan que ha sido fácil? Ellos, que me veían en mi escritorio, en la mesa del salón, rodeada de libros, con mi mano sosteniendo un bolígrafo o un subrayador y los ojos pegados a las letras. Ellos, que me subían la cena a mi habitación en la época de exámenes finales para que yo siguiera estudiando... no. No les bastó con apoderarse de mi tiempo, no les bastó con organizar toda mi vida.
 Al menos me queda el consuelo de que tengo días eternos por delante para olvidarme de todo esto. Si es que tampoco me quitan eso.

lunes, 25 de junio de 2012

Rosas (Angie, ROLLING STONES)

Tomé la rosa entré mis manos. Tan suave, tan frágil, tan imponente, tan lastimera. Tan llena de espinas que la agarro con cuidado. Parpadeo una y otra vez, intentando que las lágrimas no se resbalen por mis mejillas. Pero ¿él está conmigo o ya se ha ido? ¿Es esto un adiós? Una pequeña gota cae traicionera a sus rojos pétalos, resbalándose poco a poco hasta el centro. Acercó mi nariz para apreciar ese olor tan embriagador que me hipnotiza. Sí, es él. Toda mi mente me muestra los mil y un recuerdos que compartimos.
Mis dedos acarician lentamente los pétalos. Lisos, suaves. Solo quiero sentirlo a mi lado. Todos los días. Quiero verle aquí, a mi lado. Se que al levantar la vista me encontraré con sus ojos verde jade y que mis labios se encontrarán con los suyos. No me basta con verlo en mis sueños de algodón de azúcar.
Un día me susurró al oído, que el amor no es pena. Que el amor no es alegría, no es esperanza, no es dolor, no es tristeza. Es un sentimiento formado por todos ellos, juntos, que se sienten a la vez. Es un helado en invierno y una fogata en verano. Es flores en primavera y hojas secas en otoño. Ahora no se que es exactamente. ¿Está todavía? ¿Acaso sigue sintiéndolo como el primer día?. No, no lo entendéis. No es esa clase de dudas, es algo más efímero, más etéreo.
No puedo retener las lágrimas, que caen poco a poco perdiéndose en su última rosa. <<Esta vez soy yo quien desea que despiertes, soy yo hoy quien entrega la rosa>> pensé, esperando que pudiera escucharme.
Tiempo eterno que resultan ser segundos es lo que tardo en salir de mi estado inconsciente. Tomo fuerzas de donde ya no quedan y levanto la vista. Pero no son ojos color jade. Estos son marrones, menos jóvenes. Asiente con la cabeza y mira la flor de rojos pétalos con los ojos llenos de lágrimas. No, no son los suyos. No, jamás lo serán. Respiró hondo y caminó unos metros más lejos. La gente se aparta para dejarme pasar. Me detengo y mis lágrimas saludan a la fría piedra. Caigo de rodillas al suelo manchándome de tierra el vestido negro. Mis manos se abren y dejo caer la rosa sobre el ataúd.
-Te echaré de menos. -susurro. Despacio. -Te amo, siempre te amaré.
Mucha gente dice que la muerte solo significa cambiar un "es" por un "era". Un presente por un pasado. Pero no es verdad. No es un amaba. Es un sigo amando. Sí. Él ya se ha ido, era un adiós. Incluso los recuerdos, que se irán borrando con el tiempo, desapareciendo poco a poco. Sin embargo,  allá, en el fondo, seguirán estando las rosas y sus ojos color  jade.


domingo, 24 de junio de 2012

Carpe Diem (I'll be OK, MCFLY)

Hoy siento que debo escribir. No se sobre que. No se que debo contar. Solo siento que necesito decir cualquier cosa y leerla a través de la pantalla. Así que aquí estoy, escribiendo en mi portatil sobre algo totalmente intrascendente. Acabo de meterme en un blog que me ha gustado muchísimo: http://tengo1secreto.blogspot.com.es
No se, casi que me siento identificada con la persona que está detrás de todas esas bonitas palabras. A pesar de que creo que no siento nada por nadie, esa chica me ha hecho recordar lo bonito y doloroso que era cuando si lo sentía. Me ha hecho recordar a aquellas personas con las que compartí mi corazón y con las que ahora lo comparto. Mis amigos, mi familia, esas personas a las que en su día quise y que una noche me di cuenta de que ya no les quería. Todas tienen algo de mí y yo tengo algo de todos. Mi miedo más grande es defraudar a aquellos que no se merecen ser defraudados. Quiero que sean felices porque no me gusta verlos pasarlo mal. Cuando una de las chicas me cuenta sus problemas, yo las miro y les pregunto si de verdad es necesario romperse la cabeza con tonterías. Porque la mayoría son tonterías. Se que la adolescencia va de eso. Se que los cambios de humor son el pan de cada día. Pero no me gusta verlos mal por eso. Disfruta. Vive el momento. Hoy somos jóvenes capaces de aguantar varias noches sin dormir, que lo único que deseamos hacer es divertirnos. Mañana seremos maduros, tenemos que llevar un trabajo, una casa, una hipoteca, debemos pagar deudas y facturas y vivir anclados a los bancos. Lo mejor que puedo decirles en esos momentos en los que chocan contra un muro y piensan que esa tontería en la que se han metido es algo horrible, es que pasen de largo. Levántate y anda. Quítate el polvo de los pantalones y vuelve a intentarlo una y otra vez. Porque no vale la pena gastar tu tiempo en los problemas si no es buscando la forma de solucionarlos.
Si de verdad crees estar mal, si de verdad piensas que no hay manera de escalar aquel muro, piensa en que lo mejor esta por llegar, que ya pasara la tormenta. No soporto ver a la gente que solo piensa en sus males y se encierra en si mismos como si no hubiera gente que necesita a alguien más que él. A aquellas personas les digo que se olviden de si mismos y den su ayuda. Que tiendan la mano a los demás en vez de usarlas para secar sus lágrimas.
Hay una frase que me gusta bastante y dice algo así como que después de un mal momento, serás recompensado con tres buenos. Así que ya sabes... solo me queda decirles a todos... CARPE DIEM!!!!

viernes, 22 de junio de 2012

HOOOLAAAA!!! (Space Dementia, MUSE)

Hola a todo el mundo. Esta es la primera entrada de mi blog, que viene a ser casi como un diario personal. Mis pensamientos, ideas y estados estarán aquí guardados como en un baúl sin llave. Así que ya se sabe. De aquí no entran, de aquí no salen.
Bueno, estamos a 22 de Junio, Viernes. ¡Último día de curso! Hoy ha sido un día algo extraño... acabe mojada, mejor dicho empapada, hasta las bragas. Hicimos como unas dos peleas de agua de las que no se salvo ni dios. Fue un día alegre y triste a la vez... Kat se va. No la volveremos a ver porque se marcha a Granada. Y yo me prometí no llorar aunque fue totalmente imposible. Al menos tendré de ella aquellos hermosos recuerdos de nuestros últimos veranos las cuatro juntas. De sus enfados, su  música estridente y su aspecto algo rebelde. No me olvidaré jamás de nuestro último momento juntas, bailando un "vals" en el patio del instituto. jajaja. Eso fue muy divertido, porque me encanta cuando la gente te mira por estar haciendo algo que ellos nunca harían. Creen que nos estamos poniendo en ridículo... que superficiales. Estábamos las dos, yo era la dama y ella el caballero. Lady Katniss y Lord Mountin, que unidos por sus manos y los auriculares del móvil de él, daban vueltas en círculo mientras tenían conversaciones propias de la época. <<Y dígime, mylady, ¿ha sido presentada ya en sociedad?>> preguntó el caballero, mientras el vals sonaba a travez del auricular blanco. <<Por supuesto, milord. Mi padre, además, me está buscando esposo. Yo estoy deseando que sea un noble muy adinerado.>>.
Sí, sin duda, estabamos con el pavo a cien. ;D. En este momento, suena por mi ordenador un legado de ella: Space Dementia, de Muse, en su honor. Tengo todo el primer disco bajado, Origen of the Simetry. Hay que admitir que suena muy bien, aunque yo soy más de pop rock, en vez de Alternativo. Aunque esta musica transmite verdadero sentimiento.
Mañana me levantaré por la mañana y pensaré: joder, que me he quedado sin nada que hacer... ya buscaré una lista de actividades y planes para hacer....
Bueno, con esto me despido.  CIAAAOOO, we are going to miss you, Kat, don't forget us!!!