jueves, 27 de septiembre de 2012

Monotonía, (Zapatillas, el Canto del Loco)

Somos lo que somos porque lo hemos decidido. Porque un día nos levantamos por la mañana cansados de lo de siempre, de las mismas paredes y los mismos colores. Porque al despertarnos hemos visto lo mismo que el día anterior, y el anterior. Porque ya no sentimos lo mismo al escuchar esa canción que nos volvía locos.
Y ahora queremos cambiarlo. Queremos poner el mundo patas arriba, al revés. Queremos transformarlo todo. Queremos levantarnos por la mañana sin tener que tirar el despertador al suelo y arrastrarnos hacia la rutina.
En resumidas cuentas: agotados de tanta monotonía.
Y agotados como estamos, lo hemos cambiando. Lo hemos transformado.
Nos levantamos por la mañana con una sensación desconocida, nueva y diferente, que nos hace sentir más vivos.
Buscamos y encontramos casi sin darnos cuenta una canción que nos hacía sentir incluso más alocados que la anterior.
Pusimos nuestra vida patas arriba, al revés, y ahora nos parece que la forma en la que antes vivíamos era demasiado aburrida.
Sin embargo, la monotonía siguió siendo monótona. Esa sensación de éxtasis
 que sentimos cuando algo evoluciona, se desvanece. Se pierde casi al segundo.
Desaparece entre lo viejo y lo nuevo, entre el sueño y la pesadilla, entre todos los opuestos.
Así que por mucho que intentamos hacerlo todo más increíble, más inverosímil, fallamos.
Y al poco tiempo, volvemos a despertarnos por las mañanas cansados de lo de siempre. Cansados de vivir lo mismo que el día anterior, y el anterior. Porque aquella canción que nos volvía locos, acabó resultándonos lisa y llanamente... normal.

jueves, 6 de septiembre de 2012

El Material el que están hechos los sueños, de Elizabeth Eulberg

Sinopsis:
Hay momentos en que casi puedes tocar tus sueños con las manos...
Es el último curso en el Instituto de Artes Creativas y Escé­nicas de Nueva York para el grupo de amigos de Emme. Después de tres años de duro trabajo y constantes audi­ciones, están a punto de alcanzar sus metas. Sophie con­fía en ser una aclamada cantante, Carter se está convir­tiendo en un actor de éxito y Ethan y Emme poseen un don especial para la composición.
Pero, a veces, el amor, la amistad y la ilusión avanzan por caminos divergentes, y es entonces cuando te toca ele­gir... ¿Serías capaz de abandonar a tu mejor amigo en el momento más importante de su carrera? Y, sobre todo, ¿arriesgarías su amistad por ganar su amor? 

«—Ethan —susurró, en voz tan queda que nadie salvo yo pudo oírla—, ¿alguna vez te he dicho lo que pensé la primera vez que te oí cantar? —no aguardó, como si ambos conociéramos la respuesta a esa pregunta—. Tuve la sensación de que oía tu voz por primera vez. De que la voz que surge cuando cantas es la verdadera».
OPINIÓN PERSONAL (****)
Este es el segundo libro de Elizabeth Eulberg, y si del primero me enamoré, a este le pediré matrimonio. No es porque sea mejor que el primero, aun sigo pensando que El Club de los Corazones Solitarios sigue mereciendo ese título. Es la historia lo que me han conmovido. He logrado enfadarme con Sophie tanto que he llegado a cerrar el libro y dejarlo para el día siguiente. Ha logrado emocionarme tanto que no se como no he llegado a saltar de alegría. Es la facilidad con la que me ha transmitido los sentimientos lo que le han echo ganar cuatro estrellitas (por si no os habéis dado cuenta, los * asteriscos al lado de opinión personal o del link de Descargar, es la nota. 1 en el caso de que haya sido espantoso, 5 en el que se merece grabarlo en oro).
Los personajes.... Me encanta Carter. Siempre me ha gustado actuar, aunque ahora no tengo tiempo para asistir a clases. Y él a pesar de no estar seguro de que es lo que quiere hacer en su vida, es un actor de prestigio. El típico tío alto y musculoso por el que suspiramos todas. Y Emme. Creo que he llegado a identificarme con ella en algunas ocasiones.
La trama me ha parecido muy real, sin nada de ficticio, al fin y al cabo son un grupo de cuatro adolescentes persiguiendo sus sueño.Además, el libro no está dividido en capítulos propiamente dichos, si no en desde el personaje que está hablando en ese momento, ya sea Carter, Emme, Ethan o Sophie.
  Me ha costado bastante encontrarlo en formato ebook. O salía muy caro o la traducción era pésima, así que he tenido que remover cielo y tierra para encontrarlo en papel, razón por la que no puedo poner esta vez el link de descarga. 

 

El Club de los Corazones Solitarios, de Elizabeth Eulberg

¿Puede haber decisión más difícil?
¿Puede existir solución tan desesperada?
Penny Lane Bloom ha decido renunciar a los chicos para lo que le queda de vida, o al menos, de curso. Con el corazón roto, y la música de los Beatles de fondo, ella creará el Club de los Corazones Solitarios, donde la regla número uno es: NADA DE CHICOS. Se acabaron las relaciones sin sentido, los ánimos por los suelos y los corazones rotos. En menos tiempo del esperado, El Club de los Corazones Solitarios de Penny Lane se habrá llenado de socias dispuestas a arriesgarse. Pero ¿quién habría esperado que esa decisión, al principio tan simple e inocente, acabaría en aquella inesperada situación? 


OPINIÓN PERSONAL (*****)
Este libro es para mí como una biblia personal, creo que con eso lo digo todo. Es el primer libro de Elizabeth Eulberg, y me ha encantado. Es una escritora que va al grano, directa. No se anda por las ramas. Para ser el primero que publica, ha sido un éxito rotundo. Aunque los personajes no están tan bien trabajados como me gustaría. Penny Lane, la protagonista, es feminista hasta el extremo. Pero no pone a la mujer en un pedestal, sino a la amistad. Su filosofía es no abandonar a sus amigas por muchos chicos que anden de por medio. Aunque llega a esa conclusión después de que le hayan roto el corazón muchas veces. Y después está Ryan. Me hubiera gustado que hablase un poco más sobre él. Cuando se enfadan entre ellos nunca me queda claro sus razones.
El Club en sí, en el que pertenecía a chicas que verdaderamente seguían la causa de renunciar a los chicos, me parece muy bonito. Me encantan las historias de la típica amistad entre X número de chicas que se pone en peligro y al final juran ser amigas por siempre. El final siempre se conoce, pero la historia es muy emotiva. 

Bueno, creo que no me queda mucho más que escribir, así que solo me queda por deciros que lo disfrutéis tanto como lo he hecho tanto. 
Descargar

domingo, 2 de septiembre de 2012

Aquel lugar, (Imagina, de Porta)

No aprendí a soñar para ahora tener que dejarlo. No aprendí a confundir la realidad con la ilusión para ahora volver al mundo que estaba ocultando. Así que cada vez que me mires a los ojos y pienses que estoy en otra parte, en otro sitio, quiero que lo sepas. Que sepas que sueño porque si no lo hago tengo que enfrentarme a esta realidad. Tengo que enfrentarme a un mundo donde se mide a una persona por ser guapo o feo. Rico  o pobre. Y eso me entristece.
Sueño por que se que al cerrar los ojos me encuentraré con un sitio nuevo, diferente. Con ríos que caen desde abajo y árboles que nacen por arriba. Con una linea del horizonte tan lejana que parece inalcanzable, y solo por parecer imposible deseas a intentarlo.
Sueño con unos ojos que me miren y no me intimiden al mirarlos. Con unos brazos que me abracen y donde sentirme segura. Con un día y una noche que no se acaben.
Ese es el sitio donde al cerrar los ojos me encuentro. Donde puedo ocultarme y quedarme allí horas enteras casi sin darme cuenta. Donde, al esconderme después de nuestras peleas, me siento verdaderamente segura, lejos, a salvo de un mundo donde las puertas no siempre me están abiertas.
Sin embargo, es distinto cada vez.
Es distinto porque cambia dependiendo de con cuanta dureza me mires, o con cuanta brusquedad me hables.
Así que cada vez que me gritas diciendome que soy muy soñadora, que pierdo el tiempo viviendo en una fantasía que no existe, quiero que lo tengas en cuenta.
Me guardo para mis adentros aquellas cosas maravillosas que cada día me muestran. A veces, las plasmo en papel y escribo y escribo sin descanso, tejiendo una historia que quizás algún día llegue a la luz. Creando personajes, historias, sentimientos. Intento describir todas las cosas increibles, todas los pasajes asombrosos, pero es difícil.
Al fin y al cabo, es muy complicado mostrar lo que no existe, ¿no crees?