domingo, 27 de enero de 2013

Querido destino:

Hasta ahora has logrado que mis emociones suban y bajen gracias  a tus incongruentes decisiones. Pero justo cuando más contenta estaba con ellas, lo arruinas todo.
Enhorabuena por tu hermosa e inesperada última noticia.
Y sí, con lo de hermosa estoy siendo sarcástica.

domingo, 20 de enero de 2013

Escrito #1

te extraño!!! lo admito, lo hago.
Te dije que ya no podíamos estar juntos y ahora te necesito junto a mí. Aquí, a mi lado. Todos los días. Pero al hablar no escogí las palabras adecuadas y te hice más  daño del necesario. En estos momentos... es cuando me arrepiento de lo que dije fue demasiado precipitado.
¿cómo pudiste creerme con tanta facilidad?

19.AAD

miércoles, 9 de enero de 2013

ÓDIAME

Antes, no necesitaba de nadie.
No es que me rigiese por mis propias normas ni nada por el estilo. Simplemente, no me pasaba todo el día esperando hablar con una persona tan desesperadamente.
Ahora, me siento de lo más impotente pensando que te mentí cuando me preguntaste por lo que siento.
¿Por qué te metiste en mi vida, eh? ¿Por qué? No pudimos ser más que simples conocidos, ¿verdad? Ahora, no puedo estar contigo sin pensar que haré daño a alguien en cualquier momento, sin imaginarme la horrible amiga que soy. Y lo siento, de verdad que lo siento. Porque adoro estar contigo. Siento haberte mentido... pero lo digo en serio. Tomase la decisión que tomase, dañaría a alguien. Sino eras tú, sería ella. Y yo... no puedo hacerle daño a ella.
Sí, esto es una disculpa. Te conozco, quizás demasiado bien para saber de tu existencia desde hace tan poco tiempo, pero se que te recompondrás. Y ella no. Ella es demasiado frágil como para andar jugando con sus sentimientos. Por fuera parece roca y por dentro es fino cristal. Tu también lo sabes, también la conoces.
Me duele tener que decirte esto. Me duele muchísimo. Pero por lo que más quieras, olvídate de mi. Por favor. Cortemos con todo esto y así nadie más resultará herido. Será difícil para ambos, pero se que nos recompondremos. Encontraremos a alguien que llene ese horrible vacío, no se si el tuyo es el mismo que el mío.
Solo te pido una cosa: olvídame. Y si no puedes hacerlo, ódiame. Ódiame con toda el alma por estar diciéndote estas palabras. Por anteponerla a ella antes que a ti. Por haberte negado lo que siento, por haberte mentido sobre eso.
Así me  resultará más fácil superarlo. Creer que me odias lo hará más ameno. Y podré dejar de sentirme impotente cada vez que pienso en ti. Cada vez que te desee a mi lado. Cada vez que mi mano busque la tuya, esperando encontrar consuelo. Solo ódiame para aprender a no esperar más de ti ese consuelo.

19.AAD

domingo, 6 de enero de 2013

PROBLEMAS

Definitivamente, alguien debería decirme lo que ocurre cuando te dejas llevar.
Y sí, seguí a mi corazón una vez más.
Y ahora si que la he liado.
Pero liado bien.
Me he metido en un gran lío.
Acabo de terminar de cometer la mayor estupidez de mi vida.
¿Cómo salgo de esta sin dañar a nadie?

sábado, 5 de enero de 2013

The Host, (La Huésped) de Stephenie Meyer


SINOPSIS 

¿Y si tuvieras que luchar por un cuerpo en el que vivir?
Es el fin del mundo tal y como lo conocíamos ... Los mayores miedos de la humanidad han saltado de la ficción a la realidad. Wanderer es una alienígena invasora de cuerpos y ha llegado a la Tierra junto con otras "almas" para cumplir con su misión. Pero su anfitriona, Melanie Stryder, se resiste a abandonar su cuerpo sin oponer resistencia. Dos seres de dos especies diferentes que comparten un mismo cuerpo pero por desgracia para ellas también un mismo corazón. Los recuerdos de la vida de Melanie hacen que Wanderer se enamore del mismo hombre de la vida de Melanie hacen que Wanderer se enamore del mismo hombre que ella, Jared, convirtiendo su relación en el primer triangulo amoroso que sólo implica a dos cuerpos.
¿Podrá el amor de Melanie por Jared sobrevivir al fin del mundo? ¿Y a su huésped?
 MI OPINIÓN (* * * )

Bien... Primero deciros que llegué hasta este libro casi por casualidad. Estaba charlando con una amiga cuando me dijo que iban a sacar la peli de este libro, que ya llevaba varios meses en mi lista de pendientes. Y como yo tengo la costumbre de leer el libro antes de la peli, no me pude resistir. Por si fuera obra del destino, me lo encontré la semana siguiente en el Fnac al precio de 6 euros. 6 EUROS! Una ganga. 
La verdad es que el mundo que ha creado Stephenie Meyer es totalmente nuevo, original. Y muy distinto a Crepúsculo. No tiene nada que ver con vampiros ni hombres lobo.  
Y tampoco es que sea la misma historia de ciencia ficción en el que unos bichitos verdes de un metro de alto, con pistolas láser y naves planas y redondas invaden la tierra. Los "extraterrestres" son pequeñas almas, que brillan y que están llenas de buena voluntad. (Increíble, pero algo  cursi) Cuando comencé a leerlo, me quedé extrañada, pues esperaba que la fuerza invasora fuera algo más... violenta. Me costó bastante acostumbrarme a esta nueva idea. 
No se como definir el modo de escribir de la autora. Pero en este libro ha tenido la "manía" (no se como llamarlo) de que cuando hay un diálogo, tarda como unas seis o siete líneas en decirte QUIEN habla. Se vuelve un tanto enervante. También contiene muchas reflexiones por parte de Wanderer. Piensa continuamente, y mantiene charlas con Melanie, más al principio que al final. El libro es tan gordo, pienso yo, por la cantidad de reflexiones que mantiene la prota con sigo misma e incluso con su anfitriona. 
Ahora a lo esencial. Hay unas cuantas palabras claves. Buscador, sanador...En un principio no puedes evitar odiarlos, al fin y al cabo, han invadido nuestro planeta, pero después llegas a cogerle incluso cariño.
Los personajes son muy complicados en el caso de Wanderer. Melanie no deja de enviarle recuerdos, especialmente de Jared, el chico del que está enamorada. ¿Quién imaginaría que se acabaría enamorando de él? Es una de las razones por la que va en su busca, "traicionando" a su especie. 
Jamie, su hermano, me ha encantado. Revosa... alegría y positivismo. Jared fue todo lo contrario. Cuando Wanderer llega a su encuentro, él la odia. No odia a Melanie, sino a ella. A mi me sería imposible odiar a aquel a quien amo con tanta intensidad. Aunque admito que tener el mismo rostro y distinta alma no ayuda. 
Jeb es uno de mis preferidos. Es locuaz, y muy avispado. Tiene siempre esas teorías locas y hasta incluso me ha sacado una risilla.    
Y después está Ian. Tan caballeroso, tan... perfecto. No me agrada la eterna perfección. Sin embargo, es tan amable con Wanderer cuando todo el mundo la odia, que sería capaz de perdonarle su "perfección"
La parte interesante de este libro es la lucha cuerpo versus mente que mantiene Wanda (Wanderer) con Melanie, en lo referente al amor. Melanie sigue enamorada de Jared, sin embargo, Wanda de Ian. Es imposible y agotador estar enamorada de esa manera.   
Conclusión: un buen libro. Es gordo, sí, pero muy interesante y entretenido. Se tarda un poco en leerlo dado al enrevesado argumento, pero está bastante bien.