viernes, 28 de febrero de 2014

Esperas

El mundo es un mundo paciente, que espera y espera eternamente a que llegue el momento.
Que espera a encontrarse con el amor de su vida.
Que espera a algo que le haga sonreír.
A ser feliz.
El mundo es un mundo paciente, que espera y espera quieto sin interrumpir las argucias del destino, sin interferir en sus deseos.
Pero dime, tú, ser paciente que aguarda perpetuamente: ¿Qué haces mientras? ¿Que haces hasta que pasa la tormenta?
Quizás la lluvia amaine antes si en vez de esperar, haces que pare.

lunes, 24 de febrero de 2014

Liebster Awards

He sido felizmente nominada a los Liebster Awards. Imaginemos, por lo tanto, que estamos en una enorme sala, llena de balcones, lámparas colgantes, butacas de terciopelo y decoraciones hechas de oro. Algo así como el Teatro Colón de Buenos Aires. Y ante nosotros, un amplio escenario. Mi nominadora, Dejémonos Llevar, se encuentra subida a él, hablando ante todo el público. Supongamos también que entre ellos están todos los bloggers de habla hispánica, inglesa, y de otras lenguas. Añadamos, también, escritores de todo el mundo.
Mi bellísima nominadora, ataviada con sus mejores galas, llama al escenario a los once nominados a los Liebster Awards, que subimos llenos de euforia y júbilo. Bien sabemos, que no hay premio ni recompensa alguna por este premio salvo la satisfacción personal al saber que hay gente y personas tras la pantalla que te lee y disfruta con lo escribes y publicas.
Uno por uno, subimos al palco y contestamos las preguntas, anunciamos nuestros interminables discursos de agradecimiento y nominamos a otros once blogs, que subirás tras nosotros.
Antes de contestar a mis preguntas, dispondré para mis nominados las normas:
1. Agradecer al blog que te nominó y seguirlo.
2. Responder a las 11 preguntas que te plantea.
3. Nominar 11 blogs con menos de 200 seguidores.
4. Por supuesto, avisarles.
5. Formular 11 preguntas para los nominados
Mis preguntas:
1-¿Por qué escribes? ¿Qué te inspira a hacerlo? 
Escribo porque es mi manera de mirar el mundo. Tengo demasiadas cosas en la cabeza: demasiados mundos, personajes e historias que rondan y revolotean entre esas cuatro paredes. Son tan emocionantes, tan increíbles, que guardarlas para mí sería un acto egoísta. Cada uno se expresa con su propio arte: algunos pintan, otros hacen cine, unos cuantos escriben rap. La escritura es mi arte.
No tengo una fuente de inspiración determinada. Mis musas son diversas, aunque para dar una respuesta, diré que me inspira las ganas de mostrar al mundo mis propios mundos.
2-¿Cómo empezaste a escribir?
Hice un post sobre eso últimamente. Siempre tuve muchas ganas de escribir, desde que era pequeña. Mi madre también escribía en sus años de instituto, así que lo llevo en la sangre. 
3- ¿Por qué le pusiste ese nombre a tu blog? ¿Tiene alguna historia? Si es así, cuéntamela.  
Siempre me habían dicho que los ojos eran el reflejo del alma y siempre he pensado que esa frase tiene mucha razón. Empecé este blog con la intención de que sea como un diario personal, por eso le puse El Reflejo  de Nuestros Ojos. Desde aquí leerías mis pensamientos, mis sueños, mis miedos... es, literalmente, un trocito de mi alma que te muestro a ti.  
4- Defínete en una frase.   
La uso muchísimo, es muy corta y está en inglés, pero es exactamente lo que soy: "Creativity Is Freedom"
6- Cuéntame algún recuerdo que siempre llevarás contigo 
Cuando era pequeña y tenía miedo por la noche, me bajaba a la cama de mi hermana para dormir juntas. Dejamos de hacerlo cuando crecimos; nos distanciamos un poco, dormíamos en cuartos separados... Verano no fue una buena época para mí sentimentalmente, y una noche en la que habíamos tenido una de nuestras peores peleas, me escabullí a su cuarto. La desperté y le pedí dejarme dormir a su lado. Ella debió de verme muy mal, porque se limitó a abrazarme y a no hacer preguntas de porqué estaba así. Para mí, fue hermoso.

7- ¿Qué sueles llevar siempre puesto? ¿Por qué?
Converse y jeans. Son super hiper cómodos y es lo único que tengo en el armario.

8- Una canción que quieras compartir con nosotros.
Dios, hay tantas. The Heart Never Lies, de Mcfly. Es preciosa y está sonando ahora mismo.
9- Libro y película favoritos.
Tengo muchísimos libros favoritos, y muchas películas favoritas. Así que diré Delirium, de Lauren Oliver, y El Laberinto del Fauno.
10- ¿Qué significa para tí escribir? ¿Forma parte de tu día a día?
Escribir es el mejor don que me han podido otorgar. Lo amo con toda mi alma, y si no pudiese hacerlo, sería peor que caer en desgracia. Escribo prácticamente todos los días, ya sean frases o escritos como los que subo en el blog.
11- Dime algo que no sepa. (Tema libre)
Einsten afirmaba que la imaginación movía el conocimiento, y que el conocimiento, movía al mundo. Pensemos por lo tanto que todo ser carente de imaginación no movería ni una sola piedra.
 A esta altura de la noche y tras tantas preguntas, me dispongo a nombrar a mis nominados: (redoble de tambores)
Acordes de mi Diario
Maldita Ebriedad

Estas son mis preguntas:
1_ ¿Por qué empezaste tu blog?
2_ ¿Cuánto hace que escribes? ¿Cuánto de importante es para ti?
3_ Cuéntanos tu sueño.
4_ Una canción que te describa.
5_ Lugar del mundo donde desearías estar ahora mismo y por qué.
6_ ¿En que te inspiras para escribir?
7_ ¿Cuál es tu personaje de libro favorito?
8_ Si pudieses cenar con una persona famosa, viva o muerta, ¿quién sería?
9_ ¿Cómo será tu vida dentro de diez años?
10_ ¿Qué haces en tu tiempo libre?
11_ ¿Qué te mueve en esta vida?

Arrepentimientos.

Una vez leí un libro cuyo autor decía que no se arrepentía de ninguna de sus decisiones. Al contrario, está orgulloso de ellas porque esa vez le parecieron buenas, y respeta su antigua forma de pensar. Me he leído muchos libros de ese autor, y admito que no todos me han gustado. Ese, sin embargo, fue perfecto. Y por ello, decidí adoptar esa manera de pensar.
Voy a hablarnos de tú a tú, como si estuviésemos cara a cara. Sé que ahora mismo no soy con quien deseas estar, y mucho menos hablar. Sé que las cosas se fueron torciendo. Sé que no estamos en nuestro mejor momento.
Pasé un año a tu lado. Un. Año. 365 días. 8 765,81254 horas. 525 948,752 minutos. 31 556 925,1 segundos. Wow. Visto así, es mucho tiempo.
Puede que la mayor parte de ese tiempo estuviésemos discutiendo, o peleados, o riéndonos, o ignorándonos.
Hay veces en que pienso que gasté todo ese tiempo para que ahora no nos hablemos y pasemos el uno del otro. Otras simplemente sonrío y me limito a recordar las cosas bonitas. Otras me enfado, me dan ganas de dar patadas a la pared, de maldecir al amor y a todas esas chorradas.
Pero a pesar de todas esas veces y tras mucho pensar te digo: No me arrepiento.
Puede que tu ahora te arrepientas, que me odies, que hagas un muñeco de vudú con mi cara, que sólo pensar en mí te enoje.
Pero no me arrepiento de nada.

domingo, 23 de febrero de 2014

We were lost, and we won't be found

¿Tendré tal vez la cara demasiado chiquita? ¿Los ojos muy achinados? ¿La nariz demasiado grande?
¿Será mi actitud infantil? ¿Mi pensamiento alocado? ¿Mi personalidad simple?
¿Será mi baja estatura? ¿Mis piernas cortas? ¿Mis manos enanas?
¿O será culpa de mi mal gusto con la ropa?
¿Quizás que me encanta leer? ¿Qué adoro escribir? ¿Qué saco buenas notas?
¿Qué lo mío no es el deporte?
¿Qué no escucho la misma música?
¿Qué soy demasiado pesada?
¿Qué agobio mucho?
¿Qué cada dos pasos tropiezo?
¿Por qué siempre se fijan en los demás, y no en mí?

viernes, 21 de febrero de 2014

Mi Heroína.

Empecé a escribir cuando tenía ocho años. Por aquel entonces, yo ya era muy aficionada a leer, y quería imitar los libros que leía. Quería escribir como J. K. Rowling o como Laura Gallego, pero no estaba muy segura sobre qué, así que no los acababa o algunos incluso no llegaba a empezarlos.
Mi primera historia llegó un año después. Trataba de una niña con superpoderes que podía volar, levantar objetos con la mirada y correr tan tan rápido que nadie ni nada la alcanzaba. Ella se convirtió, de algún modo, en heroína de la ciudad. Vivía peligros y aventuras mientras intentaba por todos sus medios no descubrir su identidad.
No puedo recordar su nombre, sólo que tenía demasiadas "ies" y que sonaba realmente extraño. Recuerdo que como yo no sabía muy bien escribir a ordenador, se los dictaba a mi madre y ella escribía. También recuerdo que se los leí incontables veces a mi hermana, incluso cuando ella no quería. Todos acabaron un poco cansados de mi chica.
Desafortunadamente, las historias se han perdido. Los borradores en un mar de papeles y los del ordenador en un mar de píxeles. Pero eso no importa ahora. Puede que los personajes estuviesen mal trabajados, los escenarios fuesen irreales y el argumento no tuviera sentido, pero yo siempre he estado orgullosa de mi primera historia.
Obviamente, después llegaron más personajes. Estuvo Julia, la chica alta, de cabello negro y largo, de una valentía inmensa que invité a los once años, de entre todos creo que es mi favorita. Y Lottie, más reciente, pelirroja y algo solitaria pero con una insaciable curiosidad. Estuvieron Rick, Jason, Ruth, Eileen, Penny, Anna... Pero nunca acabé ninguna de esas historias. Quizás no eran las adecuadas, quizás no era el momento de escribirlas.
Ahora, escribir es mi pasión, mi vocación. Mi sueño es ser una escritora famosa, vivir en Nueva York  con Cassandra Clare, Isabel Allende y Richard Castle, e ir a galas literarias acompañada de todos ellos.
Algún día, seré famosa por mis libros, que espero que sean mil veces mejores que el primero.
Pero nunca olvidaré a mi heroína. Ella empezó mi sueño.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Un beso

Es un dolor inmenso. Te invade, recorre tus venas, envenenando cada centímetro de ti. Con cada latido se expande, con cada pestañeo crece. Hoy se siente peor que otras veces.
Será que a esta altura de la vida no queda mucho por lo que luchar. Los has dado todo, no tienes nada.  Por lo menos te vas sabiendo que lo has intentado.
No tienes ni que cerrar los ojos, sólo alzar la cabeza. Resulta increíble que esté para todos, que esté por igual, que siempre sepa cuando has renunciado. Allí está, asomándose por la puerta. Vestida de negro, con un velo cubriéndole la cara. Piel pálida, cabello moreno, labios rojos.
-¿No quieres intentarlo otra vez? -Te pregunta, acercándose con paso lúgubre.
Esbozas una sonrisa negando con la cabeza. ¿Por qué nadie más puede verla?
-Tu llamada fue distinta esta vez. -Su voz es vieja, cansada.
-No creo que haya más tiempo para mí aquí.
Se sienta a tu lado y te mira con dulzura, te acaricia despacio con su mano anciana.
-¿Estás lista?
-Sí.
Despliega sus alas, se abren paso entre el aire sin hacer apenas ruido. Son altas, alcanzan el techo, tan negras que no se distinguen en la oscuridad. Se acerca despacio y te besa, no llega a rozar tus labios.
Todo el dolor se va, desaparece. A lo mejor tu destino no era seguir viviendo, era este. El corazón se detiene y respirar se vuelve innecesario.
-Gracias, -susurras.
¿No es hermoso volver a ser feliz?

martes, 18 de febrero de 2014

Mis Decisiones

Quiero ser libre. Pero no libre de la manera en la que hablan en las historias, de forma metafórica. No libre de la manera en que un esclavo rompe las cadenas o un pájaro echa a volar. La verdad, con esa metáfora del esclavo, me siento culpable por mi manera de ser libre. 
Con libre me refiero a... a poder tomar mis decisiones. 
No sé cuanto más esperan, ni cuanto más protectores van a llegar a ser.
No sé si lo que pido es demasiado, si estoy exigiendo mucho.
Dicen que no me tienen confianza porque yo no les tengo confianza, pero es mentira. Yo confío muchísimo en ellos, y por algo que no haya contado, por una promesa que haya cumplido, no pueden reaccionar así. ¿O acaso no confío en ustedes por no contarle una nota? ¿O no cumplían sus promesas a mi edad? 
A lo mejor es eso. Los adultos cuando crecen se olvidan de lo que era ser adolescente. Sólo piensan en evitar que cometamos errores y no en la manera en que sentían o pensaban. Acaban convirtiéndose en esos adultos que tanto criticaban. ¿No se supone que debemos cometer errores? ¿Que de los errores se aprende? ¿Por qué eso sólo influye en matemáticas y no en la vida?
Deberían pensarlo. 
Quizás deban darme una oportunidad para demostrarles. ¿Cómo les pruebo que pueden confiar en mí sin que suelten un poco el hilo? ¿Cómo?
Realmente, su forma de actuar es algo hipócrita. A mi edad hacían locuras y están orgullosos de eso. ¿Por qué no me permiten hacer mis locuras? 
En serio, deberían pensarlo.

jueves, 13 de febrero de 2014

Brindemos por la sonrisa que oculta las lágrimas.

Baches.

Ya no vivimos sueños. Ya no vivimos más historias de amor bonitas, Supongo que la época en la que éramos felices se ha acabado, y el camino se ha llenado de baches. Eso es lo que nos ha pasado a todos. todo el rato gritándonos, a la defensiva, sin tener en cuenta a los demás, importando sólo tú mismo. Que bache más egoísta.
No sé si son el estrés, la presión, los trabajos, los exámenes, los padres, los chicos, las hormonas, los cambios de humor. No lo sé. Espero que este bache sea corto y acabe rápido.
A lo mejor to también tengo la culpa. Me he vuelto más... me he alejado un poco de ustedes. Soy más pesada, más molesta. Jodo y jodo con el mismo tema. No tengo mucho en lo que excusarme sobre eso. Diría que es una etapa, pero la verdad es que tanto yo como ustedes hemos estado bastante insoportables.
Me da miedo que nos alejemos tanto que dejemos de llevarnos bien, que dejemos de hablarnos. Porque yo a ustedes les amo mucho y perderles sería horrible.
¿Para qué ocultarnos las cosas? Yo no les cuento todo porque eso sería poner mis intereses antes que los vuestros, y para mí escucharles y preocuparme por ustedes es una de mis obligaciones preferidas.
¿Acaso hemos evolucionado a un  ritmo distinto? ¿Soy yo más niña y ustedes más grandes? ¿Acaso eso nos hará irnos por caminos distintos? Yo con gente friki y ustedes yendo de fiesta, bebiendo alcohol, conociendo chicos, besándolos y todo eso. Y como yo ya no seré con ustedes estaré alejada de todo eso. No me contarán más chismes ni saldremos los sábados. Es lo que supone evolucionar a distinta marcha.
Hay muchos tipos de amor, pero todos te dejan el corazón hecho pedazos. Perderos a ustedes sería como perder un brazo, un ojo, o como si se me cayese todo el pelo.
Ahora ninguno de nosotros, y mucho menos nosotras, estamos pasando por un buen momento.
Dios, que bache más largo y egoísta.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Escrito #15

Apoyó la cabeza sobre sus rodillas, con las lágrimas amenazando en los ojos. Las manos temblorosas, la respiración entrecortada. Tenía la mirada cansada, sombras bajo los ojos, labios agrietados, mejillas pálidas. El corazón pesaba en su pecho, empujando su alma hacia el suelo, arrastrándola kilómetros bajo tierra. Hubiese dado lo que sea por estar allí donde no llega luz ni aire.
Cerró los ojos con fuerza y las lágrimas se precipitaron por sus mejillas.
No sabía que el corazón podía dolerle así. Tan hondo, tan fuerte, traspasando los huesos y la piel. Estaba vacío, sin sangre ni sentimiento alguno, cada latido dolía mucho más. Y por alguna razón seguía latiendo.
 Ojalá no palpitase más.

Julieta Venegas

¿Por qué las palabras que salen del corazón, de lo más hondo y oscuro de mi, no se pueden explicar? ¿Por qué sólo las canciones logran sacarlas de toda esa oscuridad? 
¿Por qué con ellas puedo explicártelo?

miércoles, 5 de febrero de 2014

Escrito #14 (Rafa Espino, PD: Te quiero)

Ojalá todos los problemas se arreglen con un lo siento.
Las pesadillas se acaben y no vuelvan.
Las lágrimas no se confundan con la risa.
El corazón no lata y esté vacío.
Las manos no toquen, no sientan.
Los abrazos no den calor.
Los labios no busquen los besos.
Mi mente no guarde recuerdos.
Ojalá pudiese cerrar los ojos y no desear más, ni un segundo, que estés a mi lado.
Ojalá.

Querido Lector:

Buenos días.
Siempre he pensado que una carta es la mejor manera de expresarse. De hablar claro y conciso, sin faltas de ortografía y linda caligrafía. La gente ya no escribe cartas a mano, ya no se reciben con entusiasmo ni se esperan con impaciencia.
Así que consideremos que esto es una carta.
Bienvenido, lector, a un lugar donde la lectura y los libros se adoran, se veneran. Porque no hay nada más hermoso que sostener un libro. No es sólo un libro, es más que eso. Cuando lo sostienes tienes entre tus manos un mundo entero, distinto, diferente. Tienes entre tus manos un millón de vidas, un millón de gente, un millón de historias. No son sólo frases y palabras. Son recuerdos, son pensamientos, son personas que hablan y piensan y desean. No sé si esta es la forma en que tú también lo ves.
Aún me sorprende cuando alguien me dice que no le gusta leer. ¿Cómo no puede gustarte escapar, viajar, enamorarte mil veces en cada página, vivir cien vidas distintas?
Tú, querido lector, no eres de ningún lugar en concreto.
No eres sólo de tu ciudad, de tu país, de tu pueblo.
Eres parte de todo el mundo.
Leí una vez una cita de William Nicholson: "Leemos para saber que no estamos solos". Tiene razón. Cuando lees te das cuenta de que hay más como tú allí fuera, más que aman leer tanto como aman vivir, tanto como aman soñar.
Bienvenido nuevamente, lector, al lugar donde los libros y la escritura se veneran.

lunes, 3 de febrero de 2014

Escrito #13

 Me sentía como si unos brazos invisibles me rodearan. Bien sujeta, por los hombros. Bien fuerte, ahogándome. No me dejaban respirar, no me dejaban pensar. No me dejaban dormir por las noches. Ahí estaban, constantes.
Los siento ahí, presionando en el pecho. Aferrándome como si me fuese a ir, como si quisiese escapar. Sosteniéndome cada vez más fuerte, en cualquier momento echaría a correr.
¿Por qué parece que soy yo la única que los siente? ¿La única a quien ahogan? ¿Por qué después de una pelea sujetan con más rudeza?